La hiperconvergencia es el futuro de los centros de datos

La hiperconvergencia, un concepto cada vez más común en el mundo tecnológico, es catalogado como la herramienta que reduce la complejidad de los centros de datos, ayudando a las empresas a ser más eficientes y a reducir costos.

Para el almacenamiento y manejo de la información, las empresas generalmente usan diferentes dispositivos o hardware para fines específicos. Con la hiperconvergencia esto cambia, ya que esta arquitectura permite que todas las funciones del centro de datos se ejecuten en un software que integra los recursos informáticos, almacenamiento y redes.

La hiperconvergencia logra integrar estas tres funciones y ejecutarlas en servidores basados en X86 (nombre genérico que se da a la familia de procesadores basados en Intel 8086, de Intel Corporation) con unidades de SSD (estado sólido) internas.

En estos servidores, la administración de los centros de datos es más simple, eficaz en términos de tiempo y requiere menos conocimiento para realizar tareas rutinarias.

Las principales ventajas de la hiperconvergencia son: el ahorro de dinero, la simplificación de la gestión, la flexibilidad, agilidad y escalabilidad.

“En la actualidad, muchas organizaciones implementan centros de datos que tienen tres niveles. El principal problema de esto es que no se adapta a los cambios que exige el mercado, al contrario de esto, la hiperconvergencia o HIC permite la escalabilidad, es decir un enfoque similar a la nube pública, creciendo a medida que lo hace el negocio”, explicó Camilo Suárez, Gerente de Tecnología de Logicalis.

Al implementar la hiperconvergencia, se deben comprar servidores X86 y no matrices de almacenamiento, controladores, ni redes de alta velocidad de canal de fibra, lo cual implica una reducción de la inversión para el centro de datos.

“La HCI permite ahorrar gastos operativos en un 40% y reducir en un 60% un centro de datos tradicional. Por otro lado, al ser una gestión centralizada vía software con un único hipervisor, se aumenta la capacidad de respuesta activando cargas de trabajo en minutos”, continuó Suárez.

Esta tecnología aprovecha las características de la tecnología Cloud, pero en entornos privados, permitiendo a las organizaciones tener mayor control y evitar riesgos de seguridad.

“La inclusión de la Inteligencia Artificial en la hiperconvergencia también permite la predicción de problemas y la optimización de espacio del almacenamiento, siendo claras las ventajas que esta tecnología añade en las organizaciones podemos concluir que, sin duda alguna, la HIC es el futuro del data center”, finalizó el Gerente de Tecnología de Logicalis.

Fuente: Logicalis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.