Industria plástica se pronuncia ante el proyecto de reforma tributaria

La reforma tributaria radicada por el gobierno del presidente Gustavo Petro incluye un impuesto a empaques y envases plásticos de un solo uso.

0
Imagen cortesía de Acoplásticos

En su primera semana, el gobierno del presidente Petro presentó al Congreso de la República el proyecto de reforma tributaria. En el texto del articulado, se incluyó un nuevo impuesto a los envases y empaques plásticos de un solo uso, el cual podría incrementar los precios de la canasta familiar y el bolsillo de los colombianos. Esta reforma propone un impuesto de 1.9 pesos por gramo de plástico utilizado en empaques y envases.

De acuerdo con Daniel Mitchell, presidente de Acoplásticos, el gremio que reúne y representa a las empresas de las cadenas productivas del plástico, “esta decisión va en contravía de las mismas metas del gobierno nacional de erradicar el hambre, puesto que el impuesto recaerá sobre los productos empacados, es decir, sobre leche, queso, carnes, pollo, pan, galletas, fríjoles, lentejas, cereales, aceites, harinas, café, sal, azúcar, panela, también las bebidas y los productos de aseo y limpieza, entre muchos más”.

Según cifras del gremio, del total de la producción de empaques utilizados en Colombia, 22% se destina a alimentos, 17% a bebidas, 29% a productos de aseo, limpieza, cosméticos, químicos y abonos, 23% a comercio, restaurantes y hoteles, y 9% a otros sectores.

Daniel Mitchell agregó que, “según nuestros cálculos preliminares, el valor del impuesto equivale a una tasa de alrededor del 16% del empaque. Hay que tener en cuenta que el empaque plástico representa, en promedio, cerca del 5% del valor del producto, con algunos casos que pueden llegar hasta el 19%. En la mayoría de los casos, no existen empaques sustitutos en otros materiales y, si los hay, tienen precios 2 o 3 veces más altos. El impuesto, en consecuencia, se traducirá en un incremento en los precios de los productos de la canasta básica, lo cual es especialmente grave en la coyuntura inflacionaria actual.

El gremio señaló, además, que ni la exposición de motivos ni el articulado evalúan el impacto ambiental de los plásticos frente a otros materiales utilizados para la fabricación de empaques y envases.

Según Mitchell, “llama la atención que se gravan los empaques y envases de plástico, sin siquiera evaluar si los empaques y envases en otros materiales como TetraPak, vidrio o papel y cartón tienen un impacto ambiental menor. Según múltiples estudios, el impacto ambiental en factores como huella de carbono, huella hídrica, deforestación, incluso en reciclabilidad y degradación, es menor en el plástico que en la mayoría de los sustitutos. En aras de la coherencia ambiental, este tipo de evaluaciones integrales debe ser tenido en cuenta.”

Finalmente, Acoplásticos reiteró su compromiso con acelerar la transición hacia una industria sostenible, basada en el consumo responsable y en la economía circular. En tal virtud, resaltó que Colombia actualmente recicla más de 300.000 toneladas de plásticos, con altas tasas de crecimiento. Señaló, en este sentido, los resultados de la encuesta que realizó el gremio para medir la dinámica en los mercados del reciclaje de plásticos en Colombia. En dicha medición, se encuentra que el reciclaje de plásticos en Colombia creció, en 2021, 19% en toneladas y 145% en ventas, con un incremento en las inversiones totales en los últimos dos años del 120% y un aumento en la capacidad instalada total para el reciclaje de plásticos, en este mismo período, del 40%.

El gremio hizo un llamado a avanzar en las normas ambientales ya existentes para los plásticos, que incluyen la Ley de plásticos de un solo uso y el sistema de responsabilidad extendida del productor. Este último establece metas incrementales de reciclaje para los residuos de envases y empaques plásticos.

Acoplásticos invita al Gobierno Nacional y al Congreso de la República a revisar la pertinencia de la propuesta del impuesto a los empaques y envases plásticos, especialmente por el impacto que representaría en los precios de alimentos, bebidas y productos de limpieza y aseo, además de las consecuencias sobre la industria nacional, en particular sobre el sector plástico que genera alrededor de 220.000 puestos de trabajo directos.

Fuente: Acoplásticos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.