La innovación, actor clave para la competitividad del cultivo de arroz

Uno de los principales dolores de cabeza para los cultivadores de arroz es el control de las malezas que interfieren en el proceso de absorción de agua y los nutrientes del cultivo.

0
Imagen cortesía de BASF
  • El crecimiento del área sembrada de arroz en Colombia se incrementó en un 14% en los últimos 4 años, pasando de 500.924 a 581.126 hectáreas sembradas del grano, de acuerdo con cifras del DANE y Fedearroz. Es por esto por lo que la tecnificación y la gestión de soluciones que ayuden a incrementar la competitividad del sector son temas que tienen cada vez más eco en el agro colombiano.

    Para lograr este incremento en las hectáreas de cultivo es importante que los agricultores le apuesten a mejorar la calidad de su producción, optimizando las hectáreas cultivadas, teniendo un control de control de malezas adecuado y adquiriendo más prácticas agronómicas que le aseguren tener cosechas más eficientes. Menciona Carlos Sepúlveda, gerente de mercadeo en BASF

    Por desconocimiento de estas prácticas y la falta de tecnificación, en Colombia se dejan de producir entre dos a tres toneladas de arroz al año. Para competir con otros productores a nivel internacional, es necesario contar con productos de calidad que pueda comprarse con otras regiones del planeta.”

    En ese sentido, y con el fin de que el agricultor pueda cumplir con los estándares de calidad internacional, la industria se ha enfocado en desarrollar herramientas innovadoras que hagan frente a esta problemática con la creación de herbicidas más eficaces, programas de acompañamiento y capacitaciones, uno de los principales inconvenientes para los cultivadores de arroz es el control de las malezas que interfieren en el proceso de absorción de agua y los nutrientes del cultivo. Para contrarrestarlo existen alternativas como Clearfield, creada por BASF, que combina las semillas de alto rendimiento con herbicidas que tienen un alto espectro que eliminan las principales plantas dañinas que afectan la plantación como el arroz rojo.

    Es necesario utilizar diferentes estrategias para atacar las enfermedades que afecten el cultivo y lograr una mayor producción de calidad. A parte de esto, es indispensable combinar la rotación de cultivos con la extracción manual y el uso de varios ingredientes activos que no generen resistencia.”, finaliza Sepúlveda.

De acuerdo con los expertos en el manejo de este tipo de agroquímicos, esta nueva generación de herbicidas permite que los arroceros obtengan un mejor producto y economicen hasta un 25% en el manejo de las malezas del cultivo, ahorro que puede llegar a subsanar la rentabilidad de los agricultores del país.

Así mismo, los pequeños agricultores deben tener en cuenta la importancia de la inversión en nuevas tecnologías como la agricultura de precisión, nueva genética y en eventos de actualización que les brinden estrategias para responder a las necesidades del mercado y del medio ambiente.

Compañías como BASF trabajan por los agricultores colombianos, por eso, conocen sus principales desafíos y utilizan la química para ofrecerles soluciones innovadoras que garanticen la productividad y competitividad del campo.

Fuente: Basf

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.