Francisco Domínguez: Mucho corazón para pedalear por la vida entre Palmira y Cali

0
Primeros pedalazos de Francisco Domínguez, nueve meses después de su accidente / Foto cortesía.

Por Jorge Manrique Grisales
Director de CBN

Han pasado un poco más de nueve meses desde cuando Francisco Domínguez Gaviria vio venir la muerte en forma de un carro verde en una carretera del municipio de Cerrito. Él y sus amigos ciclistas fueron embestidos por un conductor que huyó de la escena. Francisco sintió que algo se había roto en su humanidad y no podía moverse.

Cirugías, terapias, pero ante todo la inquebrantable decisión de volver a caminar lo han mantenido motivado para seguir adelante, a pesar de la delicada situación económica de su empresa DOGA Marketing que ha visto reducidos sus clientes ya que su gerente siempre hacía todo de forma personalizada y ahora no tiene cómo.

Gracias a su liderazgo en las redes sociales y los medios de comunicación logró que la Fiscalía General le expidiera una remisión a Medicina Legal, nueve meses después de su accidente. Todo va al paso de la justicia colombiana. El conductor que lo atropelló finalmente se entregó y hoy está en libertad.

Pero una cosa que le duele mucho a Francisco es que siguen muriendo ciclistas en las carreteras por la intolerancia de los conductores como ocurrió en días pasados con el niño Julián Andrés Gómez, de 13 años, cerca de Zipaquirá.

Apenas hace unos días con la ayuda de sus amigos, Francisco  volvió a montar en bicicleta, recorrió unos pocos metros pero eso fue suficiente para darse cuenta, como él mismo dice que tiene corazón para seguir luchando.

Cali Buenas Noticias conversó con Francisco Domínguez Gaviria sobre una de sus ideas para llamar la atención de las autoridades y la sociedad en general sobre lo que pasa con los ciclistas en las carreteras y calles de Colombia. Quiere pedalear entre Palmira y Cali con sus amigos y las familias que sufren el drama que él padece.

Así lucía Francisco Domínguez antes que fuera atropellado cerca a Cerrito el jueves 8 de octubre de 2020 / Foto archivo particular

¿Qué ha pasado después de nueve meses de su accidente?

Desde la parte de la justicia no ha pasado nada. A los dos meses del accidente conseguimos un abogado penalista para que me representara. Ya habíamos interpuesto una demanda a los pocos días del accidente teniendo en cuenta que el sujeto que me atropelló se voló. El tipo se entregó a los ocho días y no pasó nada y fue liberado. El abogado me explicó que había que seguir el proceso y debíamos aportar unos testigos que se presentaron en enero pasado. También esperábamos una orden de la Fiscalía para que Medicina Legal me revisara, pero tampoco pasó nada…

Después que me aburrí de la pasividad de la justicia, decidí hablar en mis redes sociales y afortunadamente el tema tuvo mucha acogida e inmediatamente salió la citación para Medicina Legal. Al parecer, quedo con secuelas permanentes. Ahora debe empezar un proceso de conciliación, que no se sabe cuánto vaya a tardar, con el señor que me accidentó para ver si pueden repararme o no.

Esta semana fue el niño Julián Esteban Gómez, de 13 años, quien pereció atropellado cerca a Zipaquirá ¿Hasta cuándo?

Realmente fue aterrador. No he podido superar la muerte de Julián. Para mí es inaceptable que un ciclista tenga que morir por la imprudencia de un vehículo, que la gente todavía nos vea como ciclistas y no como personas. Si desnudáramos a los actores viales: ciclistas, motociclistas, el señor del moto-carro y los conductores de buses y vehículos en general, sólo quedarían seres humanos… Y pienso que la justicia no ve más allá de eso… Nos pueden faltar vías pero lo que no nos puede faltar es humanidad.

Usted ha dicho en sus redes sociales que quiere pedalear entre Palmira y Cali para llamar la atención de la sociedad sobre lo que está pasando con los ciclistas en las carreteras. ¿En qué va eso?

Yo quisiera hacer una movilización nacional. Hoy le pido nuevamente a los alcaldes de Palmira, Jamundí, Cali, Yumbo y a sus secretarios de Movilidad que nos acompañen a los ciclistas en una rodada para que se sienta el apoyo de la institucionalidad a esta iniciativa. Yo me comprometo a llegar en bicicleta hasta Cali con mis amigos y muchas familias que están sufriendo por esta situación. Lo hacemos para que estos casos no sigan sucediendo. Lo haríamos en honor a todos los ciclistas muertos que utilizaban este medio de transporte para hacer deporte o llegar a sus sitios de trabajo. Yo quiero hacer ese esfuerzo increíble porque en este momento yo sigo caminando en muletas, pero me comprometo a llegar a Cali en protesta y como ejemplo de que nos tienen que escuchar y que se haga justicia…. Que ninguno de los casos de ciclistas atropellados quede impune.

Después de nueve meses de su accidente ¿cómo le cambió la vida?

Cambió totalmente. Tuvimos que alquilar una casa de un solo piso porque no puedo subir escaleras. Allí tengo una cantidad de aparatos y espacios para trabajar con mis fisioterapeutas. Mi mamá se convirtió en mi bastón, la que me transporta, la que me ayuda… Ya no soy una persona independiente y eso es terrible para alguien que siempre ha luchado por buscar independencia y crecer. Por el lado de mi empresa, ya no puedo visitar mis clientes como lo hacía antes. Ya muchos no me llaman. Ya no estoy vendiendo todo lo que se vendía antes. Eso es lo que muchas personas no ven… Cómo le puede cambiar a una persona todo, de no tener trabajo, de estar casi quebrado con mi empresa. El que me atropelló está tranquilo en su casa, mientras yo tengo que lucharla todo el tiempo.

¿Cómo ha sido ese esfuerzo para tratar de caminar de nuevo?

Al principio los médicos no daban muchas esperanzas… Pero alguien me dejó una frase que es “Que nadie te diga que no se puede”. Esa frase me la he tatuado en la mente y el corazón y eso es lo que me ha llevado donde estoy. Me rebelo y digo que sí me puedo parar, que sí voy a caminar que sí me voy a montar en una bicicleta… Eso me ha llevado a pensar que más allá de una junta médica, hay mente, hay Dios y corazón para seguir luchando.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.