Calidad Acústica, una apuesta para la convivencia y la salud de los caleños.

0
Foto Alcaldía de Cali

En el marco de la  reactivación económica del distrito de Santiago de Cali, y la economía que se ha visto afectada por el paro Nacional y la pandemia por Covid19, el Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente (DAGMA) a través del grupo de Gestión de Control de Calidad Acústica, realiza constantemente jornadas pedagógicas de prevención en la generación, control y seguimiento de las fuentes de ruido para la protección de la salud en la población de una Cali que se levanta por la vida y la reconciliación a través del dialogo.

En la primera semana de junio, se efectuaron operativos de inspección, control y vigilancia en la galería Alameda y el Porvenir, y se dieron charlas educativas sobre la norma y el manejo de los equipos de amplificación que puedan llegar a generar algún tipo de impacto auditivo.

Como balance “Para el grupo, es de mucho agrado encontrar que en este sector de Alameda y sus alrededores se tiene muy buen manejo de la calidad acústica lo cual es un gran ejemplo para el comercio de la ciudad de Cali, porque no es necesario  ensordecer a los demás para incentivar al consumo de sus productos y servicios” expresa Angie Hernández, técnico operativo de la Calidad acústica.

Así mismo complemento:  “En la galería el Porvenir, se realizó la notificación de alteración sonora a un local comercial y visita pedagógica a cuatro establecimientos comerciales, identificando en ellos fuentes generadoras de ruido que superan los decibeles recomendados en la norma, y que fueron ingresados a la base de datos para posteriores controles”.

Durante las jornadas nocturnas, se hicieron recorridos en zonas priorizadas por los mapas de ruido, como el parque del Perro, carrera 66 y Fontana, el Peñón, Juanambú, Vipasa y  Granada con una visita de control posterior en atención a requerimiento de ente de control.

Cabe destacar que el Plan de mejora del Ambiente Sonoro de la ciudad señala que “la contaminación acústica se ha convertido en un problema de trascendencia social por las implicaciones sobre la calidad de vida de los ciudadanos. Por esta razón desde el Dagma, no paran las visitas que buscan impactar con acciones de educación sonora la paz y la tranquilidad en la convivencia y salud de la caleñidad.

“En este contexto desde la entidad ambiental, se han realizado seis capacitaciones con charlas y conferencias dirigidas a comerciantes en diferentes comunas de la ciudad, para que conozcan la problemática del ruido, asuman posiciones y las consecuencias de infracción en este sentido”, expresa el ingeniero Franklin Castillo. Líder del grupo.

“Como profesionales y técnicos de control de la calidad acústica de un enemigo invisible, acudimos al llamado de la comunidad atendiendo las solicitudes que suman alrededor de 200 quejas ciudadanas por afectaciones sonoras en el entorno. Al día de hoy se han ejecutado casi 100 operativos especiales de inspección, control y vigilancia; no obstante algunos establecimientos que han incumplido ley 1333 del Medio Ambiente y que ya han sido capacitados y notificados anteriormente, obligan a  ejecutar procesos sancionatorios en articulación con la policía” puntualizó Wilmar Álvarez profesional de Calidad Acústica.

El objeto principal de los operativos desde la subdirección de Calidad ambiental del Dagma es velar para que la reactivación económica  además de generar más de 5000 empleos directos, sea la oportunidad de recordar a empresarios de locales comerciales, plazas de mercado, ofertas gastronómicas y centros nocturnos de entretenimiento,  que se deben tener unos niveles de ruido aceptables según la legislación vigente en cualquiera de los ámbitos de la sociedad.

Fuente: PAULA ANDREA VEGA  / Comunicaciones Dagma

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.