Javerianas se destacan como mejor equipo en competencia universitaria de Derechos Humanos

0
Foto Javeriana

Entre las 17 duplas de estudiantes de Colombia, México, Argentina, Perú y Guatemala que participaron en la competencia universitaria de Derechos Humanos, organizada por el Tecnológico de Monterrey, Aura Cristina Tierradentro y Mariana Realpe, de último semestre de Derecho de Javeriana Cali, lograron los premios a mejor equipo y mejor oradora.

Los reconocimientos lo recibieron el pasado 13 de mayo cuando estas dos futuras abogadas ganaron la final del concurso, realizado de forma virtual, debido a la pandemia.

Como su nombre lo indica, la competencia estuvo enfocada en un caso de derechos humanos, donde Aura y Mariana representaron al Estado en las audiencias simuladas ante jueces que cumplieron el papel de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

“Cada equipo debía defender el rol que le era asignado (representantes de víctima o del Estado), el de nosotras fue de agentes del Estado. El tema puntual que tuvimos que desarrollar fue la atención de los migrantes irregulares recibida por parte de ‘nuestro’ Estado, en especial cuidado con presuntas desapariciones y, el acceso a la vacuna del virus Tiara (COVID), era un caso hipotético, pero en realidad nos basamos en hechos reales y actuales”, explica Mariana Realpe.

En las audiencias de la competencia, las estudiantes javerianas trataron los temas de derecho a la salud, a la vida, la integridad personal, derecho de refugiados, derecho de menores, derecho a la libertad personal, garantías judiciales, acceso a la justicia, principio de no discriminación, entre otros.

Para Aura Cristina, los premios obtenidos en la competencia se deben en gran parte al acompañamiento del profesor de Derechos Humanos de la Javeriana Cali, Iván Leonardo Martínez. “Fue nuestro asesor en la competencia, ninguna de las dos habíamos participado antes en un concurso y sus instrucciones y conocimiento sobre el tema de derechos humanos nos ayudó mucho, al igual que su motivación y apoyo”, asegura la estudiante.

El reconocimiento a mejor equipo lo atribuyen al compromiso y dedicación de las dos, leyeron e investigaron bastante para realizar el memorial. “Sin lugar a duda, ambas invertimos mucho tiempo en la preparación, antes y después de cada audiencia nos conectábamos a estudiar juntas, nos repartíamos bien algunas cosas y, siempre nos explicábamos todo, porque en esta competencia no podíamos aplicar lo de “tú dices hasta aquí y yo continúo”, porque los jueces podían llevarte a cualquier parte con sus preguntas, así que, ambas tuvimos que “hablar el mismo idioma” y, conocer plenamente todo”, añade Mariana.

Con respecto al premio de mejor orador que obtuvo Aura Cristina, ella afirma que la seguridad que demostró sobre los argumentos expuestos fue clave. “Considero que las dos actividades realizadas en la universidad en una simulación de un caso en Argumentación y en Consultorio Jurídico ya nos habían dado cierta seguridad de cómo manejar una contraparte y jueces, al igual que los parciales que se realizan de forma oral en las diferentes asignaturas de Derecho, pues esto ayuda mucho a tener seguridad y confianza de sí mismo y del conocimiento que se ha adquirido”, reconoce la estudiante.

¿Qué habilidades demostraron tener estas abogadas en formación?

  • Una amplia capacidad investigativa, “pues el tema de los derechos humanos es bastante amplio, y nos permitió investigar a fondo sobre el tema y sobre el derecho comparado del mismo”.
  • Profesionalismo y diplomacia, “esto nos lo dijeron varios jueces ya que a pesar de tener una parte difícil como lo es el Estado supimos manejarlo con imparcialidad sobre el caso, sin apelar al sentimiento sino al conocimiento y hechos del caso”.
  • Capacidad oratoria de cada una, el poder hablar con fluidez, con seguridad, con conocimiento sobre el tema, con dominio sobre el tema.
  • Habilidad argumentativa, “Esto se debe a la capacidad que, a lo largo de nuestra carrera, logramos desarrollar en cada una de las clases y eventos extracurriculares”.
  • Trabajo en equipo, pues desde el memorial hasta en las audiencias era un trabajo coordinado entre las dos, pues ambas debíamos apoyarnos mutuamente en cada tema y en cada pregunta que nos realizaban.
  • Habilidades de escucha, comprensión y análisis, “teníamos que estar atentas y entendiendo lo que los representantes de las víctimas decían, para poder contra argumentar con claridad sobre esos puntos, al igual que con las preguntas de los jueces y sus retroalimentaciones”.
  • Competencias en redacción y organización, “así pudimos estructurar bien nuestro memorial, el cual fue base para nuestras intervenciones en las audiencias”.
    Capacidad de reacción y adaptación rápida. “Esto cuando los jueces nos sacaban de nuestro discurso con sus preguntas”.

Esa habilidades, que reconocen que deben mejorar más, aseguran que las tienen gracias a “los conocimientos y experiencias que tuvimos a lo largo de estos 5 años en nuestras aulas de clases, en verdad fue grato contar con docentes que nos retaran a ser mejores, que lograron hacernos que aprenderse una norma de memoria, o una temática, no tenía sentido, sino que lo verdaderamente importante era interpretar y argumentar con solvencia, sin ser arrogantes”, concluye Aura Cristina, próxima abogada javeriana.

“Esta competencia nos ayudó a retarnos, a aumentar los conocimientos sobre el tema, a desarrollar más habilidades como futuras abogadas.  Nos sentimos muy afortunadas  de poder haber podido aprender tanto, conocer tanto y trabajar en equipo cómo lo hicimos”, Aura Cristina.

Fuente: Pontificia Universidad Javeriana de Cali

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.