Cuestión de azar: de los juegos de apuestas al refuerzo de las aptitudes comunicativas

Guste más o guste menos, los juegos de azar nos han acompañado largo tiempo a través de nuestra historia. Hoy en día, sin embargo, y lejos de su lugar en el ocio, los juegos de azar proporcionan grandes beneficios. Desde una mejora de nuestra habilidad para comunicarnos hasta una simulación de nuestra vida.

 

Cambios de perspectiva

Los juegos de apuestas y de azar son un elemento que conecta y forja un vínculo suficientemente firme con nosotros como para sentir su intensidad. Esta modalidad de juegos se fundamenta en una base de riesgo que, a la par, sugiere un nada desdeñable estímulo que nos empuja a tratar de lograr cuanto parece improbable. Aun tratándose de un juego, y tener como propósito claro nutrir nuestro tiempo de ocio, el azar es un estadio que puede alcanzar grandes objetivos si se afronta como es debido. Lejos de toda la publicidad que subyace a este mundo, mostrándonos el rostro a evitar de quienes establecen con el juego una fuerte dependencia, un cambio de perspectiva es capaz de revolucionar nuestro cerebro.

Con la mente abierta y una intención siempre en positivo, los mejores casinos online pueden convertirse no tan sólo en una posible fuente de ingresos extra, sino también en una vía para reforzar algunas de nuestras habilidades. Mediante los juegos de azar, no tan sólo sentimos bajo la lengua el sabor metálico de la epinefrina, sino que su riesgo, aunque parezca contradictoria, es capaz de mejorar nuestra toma de decisiones. Aquí la intuición juega un papel fundamental, pero que, además, requiere de cierta agudeza de sentidos y rapidez mental. Porque los juegos de azar puros son, prácticamente, una perfecta analogía de la vida.

Improvisación y riesgo

Por muchos planes que podamos establecer en dirección a nuestro futuro, la realidad es que vivimos improvisando. Esto es, evaluando los riesgos, apostando por un camino y, finalmente, deduciendo o corroborando si la elección fue buena, mala o incluso indiferente. Este último punto, pudiendo llamarla nulidad o baja incidencia de repercusiones, se trasladaría al mundo de los casinos como una apuesta segura. Es decir, cuando apostamos la suficiente cantidad de dinero como para tener un buen beneficio en caso de ganar, pero una muy baja pérdida en caso de no hacerlo. Lo mismo sucedería en el caso de los slots, cuyo acierto está sujeto a un completo azar, pero que no depende de la cantidad de dinero invertida, sino del calor del juego.

Un juego se calienta cuando su azar ya agotado prácticamente todas las posibilidades de fracaso. Es decir, cuando ha habido tantas combinaciones erróneas que la probabilidad de éxito puede acontecerse en cualquier momento. Retomando su campo análogo a la vida, esto sería cuando las expectativas están al límite y decidimos dejarnos llevar por aquello de “a la tercera, va la vencida”. O, dicho de otro modo, cuando al fin nos lanzamos a la piscina. Se trata completamente de una cuestión de azar, donde las oportunidades de éxito se equiparan a las de fracaso, pero que no por ello dejaremos de apostar, es decir, de arriesgarnos, de vivir. Y más aún cuando, sorprendentemente, la experiencia en un juego de azar puede fortalecer nuestra experiencia de vivir.

El azar y la mente

En este punto es preciso recordar que un juego de azar no siempre conlleva un componente económico, ni por lo que se refiere a una inversión inicial, ni tampoco a una hipotética recompensa. Es el caso de los estudiantes de la sede La Inmaculada, en Cali. Gracias a una innovadora estrategia de Paula Andrea González, docente de grado transición de la Institución Educativa Isaías Gamboa, 23 de sus estudiantes están comenzando a reforzar sus capacidades comunicativas mediante unos “Dados Mágicos”. Estos dados contienen imágenes que, escogidas por azar y uniéndolas a otros dados, conforman una historia narrativa que estimula la creatividad de los alumnos.

Esto es debido a que el azar, aunque no conozca de destinos moldeados a conciencia para cada uno, si permite que nuestro ingenio moldee su significado. Sería algo parecido a las técnicas que empleaban los primeros surrealistas cuando, en un intento por alcanzar aquello que reside tras la primera realidad, esbozaban o escribían sus llamados “cadáveres exquisitos”. Una técnica que consiste en crear algo, sea dibujo o escrito, ocultarlo y dejar que otro individuo siga con su marca personal los primeros trazos, aunque sin saberlos, hasta obtener la plasmación de una combinación aleatoria de identidades. Un estímulo que se sirve del no tan azaroso azar para obtener grandes resultados.

Vivir sin miedo a nada

El impredecible azar guarda siempre grandes propósitos para el ser humano, aunque esté sujeto siempre a una cuestión de riesgo, por una parte, y a otra de probabilidad, también considerable. Gracias al azar, una manzana cayó sobre la cabeza de Isaac Newton para promover su reflexión acerca de la gravedad. Gracias al azar, la chocolatina derretida en el bolsillo de Percy Spencer sirvió para concebir el microondas. Gracias al azar, Alexander Fleming pudo crear la penicilina tras olvidar unos cultivos bacterianos mientras estaba de vacaciones. El azar, por tanto, aun a pesar de su redundante aleatoriedad, es una simple cuestión de observación y perspectiva.

Cuando los alumnos de Paula Andrea González lanzan sus “dados mágicos”, debe establecerse un vínculo con cada imagen para cosechar la consecuente historia. Cuando apostamos en un slot, debemos haber contribuido a su funcionamiento con constancia, pero sin exceso. Lo mismo sucede en un casino online, apostando lo justo y necesario para trabajar la intuición y descubrir el momento de la apuesta clave. Y también en la vida, cuando se agotaron ya todas las expectativas y tan sólo queda un camino de relámpagos y precipicios por el que correr sin miedo a nada. Porque justamente es eso lo que nos hace falta: erradicar esa pizca de miedo que nos separa del disfrute del azar para empezar a vivir, en todos los sentidos, en un completo y placentero tiempo presente.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.