Hallan indicios de vida microbiana en Venus

En pocas horas, la revista científica Nature publicará un estudio liderado por la Universidad de Cardiff que encontró indicios indirectos de vida microbiana en la atmósfera de Venus, nuestro vecino cósmico.

venus
Foto Pixabay

Por Daniel Manrique Castaño
cortesía Sciencelogs.org

La búsqueda de condiciones y posibles indicios de vida por fuera de nuestro planeta es el principal objetivo de la astrobiología. Desde la década de 1960, programas de exploración espacial como el Mariner, el  Voyager y el Pioneer se han adentrado en distintos territorios de nuestro Sistema Solar para obtener datos geofísicos sobre nuestro vecindario cósmico y determinar si en alguno de estos lugares hay condiciones propicias para la vida. Desde hace décadas se barajaban posibles escenarios favorables para la vida como Encélado, una luna de Saturno, o Europa que orbita alrededor de Júpiter.

Sin embargo, la revista Nature hará público en pocas horas un estudio que sugiere la presencia de vida microbiana anaeróbica mucho más cerca de nosotros, en la atmósfera de Venus. Nuestro vecino es el planeta más caliente del Sistema Solar debido a una densa atmósfera plagada de gases tóxicos que configuran un terrible efecto invernadero y elevan la temperatura hasta unos 500° C en la superficie. No obstante, los científicos habían estimado desde hace varios años que la atmósfera venusiana era un lugar mucho más amigable para la vida.

Empleando el Telescopio James Clerk Maxwell (Hawai) y el complejo de Radiotelescopios ALMA (Chile), un estudio con la participación de la universidad de Cardiff, la Universidad de Cambridge, la Universidad de Manchester y el Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT) reportó la presencia de fosfina (fosfuro de hidrógeno) en la atmósfera de venus. En este momento, los científicos solamente conocen dos mecanismos para formar este gas: como un producto de microorganismos anaeróbicos, o por medio de reacciones controladas de laboratorio.

Los científicos buscaron mecanismos alternativos que pudieran dar cuenta de la presencia de fosfina en la atmósfera venusiana, pero no encontraron ninguno. Se descartaron varias hipótesis relacionadas con la actividad volcánica, la interacción de la luz solar con la atmósfera o diferentes reacciones meteorológicas. Sin embargo, no se descarta que pueda ser producto de un proceso completamente desconocido en el área de la geología de planetas rocosos, por lo que, en principio, el optimismo debe ser moderado. No obstante, es palpable que los científicos enfrentan un descubrimiento biológico o geológico de importancia. Un gran día para la ciencia.

Por el momento, se prevé que este importante hallazgo sea una condición suficiente para un nuevo programa espacial que busque confirmar y ampliar los resultados, e incluso, traer muestras de la atmósfera para que sean estudiadas en la Tierra.

 

Fuente: sciencelogs.org

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.