Resguardo animal en La Unión recibe apoyo de la CVC

Los más de 100 animales silvestres permanecen en óptimas condiciones. Los reptiles, primates, mamíferos y aves de diferentes especies, viven desde hace más de dos años en el lugar y allí tendrán que permanecer el resto de sus vidas. 

Foto CVC

El Parque Nacional de la Uva, lugar donde se encuentra ubicado el resguardo animal La Rivera Zoo, en gran parte logra solventar sus gastos con el dinero que aportan los visitantes. En época de cuarentena nacional, cuando éste tuvo que cerrar sus puertas al público, ha contado con el apoyo económico de la CVC para la alimentación de los más de 100 animales silvestres que allí habitan.

Jennifer Lorena Arango Ramírez, directora científica del resguardo animal, comenta que ha sido un poco difícil este tiempo de aislamiento obligatorio para el sostenimiento del parque. Incluso, el personal que aún está contratado es el estrictamente necesario. “Por fortuna, para la alimentación de los animales, hemos contado con el apoyo de la CVC; ellos nos envían periódicamente los pedidos de frutas, verduras, concentrados y carnes que ellos requieren en sus dietas”, enfatizó. 

Los primates, reptiles, cusumbos, perros de monte, el mapache, la guagua, la perezosa de dos dedos y diversas especies de aves como guacamayas y tucanes, llegaron al refugio hace más de dos años y tendrán que permanecer en este lugar por el resto de sus vidas, pues sus lesiones o el grado de humanización al que fueron sometidos, les impide regresar al medio natural.

La mayoría de ellos fueron objeto de decomiso e incautaciones por parte de la autoridad ambiental y la Policía Nacional. Pasaron primero por un proceso de recuperación en el Centro de Atención y Valoración de fauna silvestre San Emigdio de la CVC en Palmira. 

“Este resguardo animal es aprovechado para impartir un mensaje de educación ambiental y sensibilización a la comunidad, con el fin de que comprendan la importancia de respetar la vida silvestre en su condición de libertad. Los animales no deberían estar encerrados, pero lo están porque no sobrevivirían si regresan al bosque o a la selva”, señaló Julián Ramiro Vargas, director territorial (C) de la Regional BRUT de la CVC.

Mientras dure el periodo de aislamiento y hasta una nueva disposición del Gobierno Nacional, establecimientos como este mantendrán sus puertas cerradas. Por supuesto, la Corporación seguirá velando por el bienestar de los animales. Si usted alguna vez tiene la oportunidad de visitar este lugar, tenga presente que cada individuo es el reflejo de una historia de vida diferente, pero con algo en común: fueron arrebatados de su medio natural, causando graves consecuencias en ellos y en el ecosistema. Los animales silvestres no son mascotas.

Foto: CVC

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.