Con asociación público-privada para ampliar unidades de UCI, Gobierno del Valle continúa preparación para el pico de la pandemia

El Gobierno del Valle sigue equipando a la red hospitalaria del departamento para el pico de la pandemia por COVID-19. Durante su intervención semanal para presentar el balance de acciones frente al Coronavirus, la gobernadora Clara Luz Roldán explicó que no solo se trata de las instituciones públicas y, por ello, a través de una asociación pública-privada continúa la ampliación de unidades de cuidado intensivo para la región.  

Foto Gobernación del Valle

“Tenemos aproximadamente 420 unidades de UCI disponibles y eso sin haber iniciado la ampliación de muchas de esas unidades porque recuerden que esta semana o la otra nos llegan 300 equipos de unidades de cuidados intensivos, que vienen para toda la red pública como privada”, dijo la mandataria, al precisar que “nosotros no solo estamos pensando en la red pública”.

María Cristina Lesmes, secretaria Departamental de Salud, precisó que en el marco de esta asociación la única excepción es la Fundación Valle de Lili que, consiguió ventiladores a través de Propacífico. “Pero Imbanaco, DIME, Clínica de Occidente, van a recibir ventiladores, porque ampliar una UCI es más fácil que montar una nueva y ellos tienen camas dotadas a las que solo les falta ventilador para duplicar el número de camas. Entonces a través de un convenio de asociación les entregamos los ventiladores para el uso durante la pandemia y esto lo hacemos también con el hospital San José de Buga, la clínica Santa Sofía, que son privados, y nuestros hospitales públicos como el HUV, Isaías Duarte Cancino, Tomás Uribe Uribe de Tuluá, el San Juan de Dios de Cartago y una unidad pequeña de Cartago a la que también le vamos a entregar unos ventiladores”.

Cabe recordar que desde que fue declarada la pandemia, el departamento empezó con 800 camas disponibles de UCI, hoy son 824, sin contar con las ampliaciones que vienen realizado algunas clínicas y hospitales. “De esas 824 camas, el 50 por ciento están destinadas a atender los pacientes de COVID, es decir, que la ocupación no supera el 30 por ciento”, aclaró Lesmes frente a la capacidad de la región para la atención de casos de pacientes que requieren la atención de alta complejidad.

Durante su intervención, la gobernadora Clara Luz Roldán también resaltó el trabajo del Hospital Isaías Duarte Cancino que ya abrió su unidad de cuidados intensivos “El Isaías Duarte abrió una UCI con 28 camas y sabemos que es un hospital que está situado en el oriente de Cali, donde vamos a necesitar un buen servicio”, sostuvo la gobernante.

Sin embargo sigue preocupando a las autoridades en salud el aumento notorio de casos de Cali y Buenaventura. A hoy, 18 de mayo, en el Valle del Cauca se reportaron 1.795 personas con COVID-19, el 78% en Cali y el 7% en Buenaventura.

Fuente: Andrea Holguín/Gobernación del Valle

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.