Alimentos naturales para fortalecer el sistema inmunológico

La Quercetina, una molécula conocida por sus propiedades antioxidantes, antialérgicas, antinflamatorias e inmunológicas se encuentra en muchas frutas y verduras.

Foto Universidad del Valle

Según el profesor del Departamento de Química de la Universidad del Valle Jaime Restrepo Osorio, director del Grupo de Investigación en Productos Naturales y Alimentos –GIPNA, algunas frutas y verduras como la cebolla cabezona morada contienen cantidades de Quercetina que van desde los 10 a los 50 miligramos por cada 100 gramos de materia seca.

Por sus propiedades antivirales el consumo de alimentos con alto contenido de Quercetina podría ayudar en la prevención de enfermedades como el Covid-19, porque mejoran el sistema inmune, explicó el profesor Restrepo Osorio, Doctor (Ph.D.) en Bioquímica de los Alimentos de la Universidad Politécnica de Valencia – España.

Esta molécula es común en alimentos tradicionales fáciles de adquirir, tales como la cebolla cabezona morada, el repollo morado, el té verde, el tomate, la cúrcuma y la manzana verde.

Son varios los usos que se le reconocen a la Quercetina, comenzando por su gran capacidad como protector cardiovascular. Al bloquear los radicales libres protege el corazón y el daño que estas moléculas libres pueden causar en el cuerpo.

Los radicales libres son átomos o grupos de átomos (moléculas) que tienen un electrón desapareado o libre por lo que son muy reactivos ya que tienden a captar un electrón de moléculas estables con el fin de alcanzar su estabilidad electroquímica. Esta condición de reactividad genera graves deterioros en la membrana celular, dejando expuesta la célula ante cualquier ataque, como el de los virus.

Investigaciones In vitro y en algunos modelos animales (In vivo) han mostrado que la Quercetina, un polifenol derivado de las plantas, tiene una amplio rango de actividades biológicas que incluyen poder anticarcinogénico y propiedades antivirales.

Según estudios realizados en china y Canadá, la Quercetina, de la familia de las flavonoides, por su alto poder antioxidante, ayuda a resolver inconvenientes de tipo viral.

La Quercitina es un poderoso atenuante de la peroxidación lipídica y permeabilidad capilar. En otras palabras, evita que la membrana celular, integrada en su mayor parte por fosfolípidos insaturados, se oxiden.

También se le conoce en el metabolismo de las grasas y el control del azúcar en la sangre. En efecto, la Quercetina puede ayudarnos a regular los picos de azúcar en sangre.

Al pertenecer al grupo de los flavonoides o bioflavonoides, presente como pigmentos en las plantas; en los seres humanos ofrece un beneficio protector y regula la respuesta del sistema inmune, como inmunomodulador y antiinflamatorio.

La Quercetina favorece la agregación plaquetaria o fenómeno mediante el cual las plaquetas se unen y pueden viajar a través de los vasos sanguineos que se encuentran en las membranas celulares, haciendo un control inmunológico.

Fuente: Agencia de Noticias Univalle

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.