El mejor guitarrista del mundo

El profesor de la Universidad del Valle Clemente Díaz cumplió 86 años de edad y la mayor parte de su vida la ha dedicado a mejorar su calidad como intérprete de la guitarra.

Foto Universidad del Valle

Su relación con el instrumento inició a los ocho años de edad, pues su padre era músico y aunque su familia no tenía suficientes recursos, desde el momento que tomó en sus manos una guitarra supo que quería estudiar música; así que con mucho esfuerzo se matriculó y se graduó años después en el Conservatorio de la Universidad el Cauca.

Con su título bajo el brazo regresó a Cali donde solo encontró trabajo de serenatero. Un día, en plena juventud, decidió que no pasaría su vida haciendo lo mismo y dejó a Cali para regresar a Popayán en busca de oportunidades; y, efectivamente, poco tiempo después encontró una.

La hija del candidato a la Presidencia de la República Guillermo León Valencia se casaba, así que el novel músico decidió arriesgar el todo por el todo y se coló en la celebración, pues no figuraba en la selecta lista de invitados.

En medio de la fiesta pidió que lo escucharan tocar la guitarra y aunque era un desconocido para la familia Valencia, le dieron la oportunidad. Por supuesto, Clemente Díaz se lució de tal manera que se convirtió en el centro de atención, el candidato a la Presidencia le otorgó el título de “mejor guitarrista del mundo” y prometió darle una beca para ir a estudiar a Europa si él ganaba las elecciones a la Presidencia.

En 1962, Guillermo León Valencia se posesionó como Presidente de Colombia y uno de sus primeras órdenes fue para cumplir la promesa al guitarrista.

Días más tarde Clemente Díaz viajaba en barco hacia España con rumbo al Conservatorio Real de Madrid. Luego estudió en el Conservatorio Superior de Málaga, donde se graduó.

De la península Ibérica se fue para Bélgica donde cursó algunas asignaturas en el Conservatorio Royal de Bruselas y continuó en el Conservatorio de Holanda. Mientras tanto dedicaba parte de su tiempo a la docencia en instituciones superiores de música en las ciudades de Heldober y Helboug.

En Europa subsistía con los cursos que dictaba y hasta fue finalista en concursos de música. Todo iba viento en popa, pero su deseo de regresar a Colombia fue en aumento y, entonces aceptó una plaza de docente en el Conservatorio de Música de la Universidad del Cauca. De allí pasó como profesor a la Universidad Nacional de Colombia, luego a la Universidad Pedagógica Nacional y de ahí al Conservatorio Antonio María Valencia, en Cali.

Aunque había trabajado en instituciones de educación superior de Europa y en las mejores de Colombia, su nuevo sueño era vincularse a la Universidad del Valle y, hace justamente 23 años, se abrió una convocatoria docente e ingresó como profesor.

Después de haber ganado varios renombrados premios como compositor y como intérprete, cuando le preguntan cuál ha sido su mayor logro en la vida, no duda en responder: “formar estudiantes que han ganado reconocimiento como guitarristas a nivel nacional e internacional. Incluso, gracias al método que uso he logrado formar como grandes guitarristas a jóvenes que parecían no tener cualidades para rasgar este instrumento que es el más difícil de todos”.

Otro de mis grandes orgullos, explica el profesor Clemente Díaz, quien se retira de la Universidad por la Ley de retiro forzoso que obliga a jubilar a los docentes a los 75 años de edad, “es el libro Secretos técnicos para la guitarra clásica que escribí durante el año sabático que me concedió la Universidad y que ha tenido buena acogida por docentes, egresados y estudiantes de música” explicó. Uno de los evaluadores del libro dijo que es la mayor investigación sobre la guitarra que se ha hecho en Colombia y en posiblemente Latinoamérica.

Fuente: Agencia de Noticias Univalle

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.