Brasil se quedó con el cupo disponible a Tokio 2020

Brasil se clasificó a Tokio-2020 al vencer 3-0 a Argentina y quedarse con el último cupo de Sudamérica a los Juegos Olímpicos, mientras que Colombia cayó ante Uruguay 1-3 enterrando cualquier posibilidad de ir a Japón.

Foto cortesía Jaime Moreno / RAM

Por Natalia Carrillo Ascencio
Cortesía Reporteros Asociados del Mundo (RAM)

Brasileños y argentinos serán los representantes regionales en las justas, luego de que desde la fecha anterior la albiceleste se coronara campeona del Preolímpico sudamericano Sub-23 que se disputó en Colombia y se quedara con el otro boleto.

Brasil se llevó los tres puntos, que lo ubicaron en la segunda posición del cuadrangular final, con anotaciones de Paulinho, en el minuto 12, y un doblete de Matheus Cunha, en el 29 y 54.

La verdeamarela le quitó el invicto y la racha de seis victorias en línea a la albiceleste, que se coronó campeona por quinta vez del certamen, en la cancha del estadio Alfonso López en Bucaramanga.

Brasil, imbatible durante el torneo con cinco victorias y dos empates, no tuvo mayores problemas para vencer a los campeones, que alinearon sin cuatro de sus titulares.

Los brasileños golpearon pronto con una definición suave de Paulinho, a la derecha del guardameta Facundo Cambeses, que culminó con el dominio absoluto que ejercían hasta entonces y que se alargó durante la mayoría del encuentro.

Luego Cunha, en un contragolpe, bañó a Cambeses y disparó al arco vacío, pero un zaguero albiceleste rechazó en la raya. El rebote cayó en sus pies y puso el 2-0.

El 9 repitió en la segunda parte en una pelota cruzada que pasó por debajo de un defensor gaucho y dejó estático al portero.

Los hombres de Fernando Batista pretendieron cerrar distancias durante los primeros minutos de la parte complementaria, pero el ímpetu se fue desinflando a base de la presión asfixiante que ejercieron sus rivales.

Su figura y goleador, Alexis Mac Allister, lució incómodo por el marcaje de los agresivos volantes Bruno Guimaraes y Matheus Henrique.

Aunque de su botín derecho, en el minuto 2, nació la única opción clara de los gauchos. Disparó a unos 30 metros de puerta y la pelota pasó cerca del ángulo derecho del arco custodiado por Iván.

Con la ratificación del pase, Brasil confirma su decimotercera participación en unos Olímpicos, donde ha ganado un oro, tres platas y dos bronces.

Argentina, por su parte, competirá por novena vez en busca de su tercera presea dorada tras las obtenidas en Atenas-2004 y Pekín-2008.

No pudo Colombia

Foto cortesía Jaime Moreno / RAM

A primera hora, la Selección Colombia Sub-23 perdió 1-3 ante Uruguay y aunque Colombia manejó el balón y tuvo varias oportunidades en el ataque, el primer gol del equipo ‘charrúa’ llegó por parte de Juan Ignacio Ramírez, quien posteriormente salió lesionado del partido.

El compromiso se dio en un ambiente tenso por la final del torneo. La obligación de ganar o ganar generó algunos encuentros de rivalidad que dejó ver la ansiedad por el resultado a obtener.

La primera oportunidad se dio a los pocos minutos de iniciar el partido con Atuesta, a quien le faltó determinación para fijar el balón.

A los pocos minutos se hizo un cobro de izquierda a derecha, en el que se esperaba generaran oportunidades por abajo para quebrar estructuras.

Los primeros 30 minutos y la mayoría de las decisiones de Carrascal fueron erradas, la selección cafetera debía asistir más Colombia.

En el minuto 25 Benedetti sufre nuevamente un golpe que lo obliga a salir del partido.

En el momento en el que el encuentro estaba disputado en la mitad de la cancha, Uruguay supo aprovechar un error de la defensa colombiana para abrir el marcador. En el minuto 28, Mathías Laborda lanzó un centro al punto penal. El balón le pegó en la espalda a Willer Ditta y aunque Eduard Atuesta tuvo la oportunidad de despejar, su disparó con la zurda fue muy débil por lo que el esférico le quedó al uruguayo Juan Ignacio Ramírez que con un soberbio zurdazo mandó la pelota al fondo de la red.

Tras el gol, Colombia no pudo reaccionar y fue sometido al ritmo de juego del seleccionado celeste. Ni Jorge Carrascal ni Jaime Alvarado aparecieron con la misma importancia que lo hicieron en anteriores partido, por lo que las acciones individuales de Edwuin Cetré y Gabriel Fuentes fueron la única alternativa ofensiva.

Para la segunda mitad, Reyes sacó del campo a Eddie Segura y envió al atacante Ricardo Márquez, pero los colombianos seguían sin ser claros en el centro de la cancha, en donde le brindaron muchos espacios al rival.

Ya en el segundo tiempo, el equipo uruguayo fue contundente y con anotaciones de Juan Manuel Sanabria (52’) y José Luis Rodríguez (61’) se pusieron 3-0 arriba en el marcador. 

Los jugadores colombianos no supieron reaccionar y con más individualidades que juego colectivo intentaron buscar el descuento, pero no tuvieron éxito. En el minuto 79, Edwuin Cetré descontó el resultado al ejecutar un tiro libre que se desvió en un uruguayo. 

Argentina se quedó con seis puntos, Brasil la escoltó con cinco, Uruguay fue tercero con cuatro y Colombia quedó en el fondo con una sola unidad.

         

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.