Todo comenzó con Luis Ospina

‘Todo comenzó por el fin’, el documental en el que Luis Ospina no solo hizo un retrato en retrospectiva del llamado Grupo de Cali, sino también de sí mismo durante el gran trance que le significó sobrevivir a un cáncer en 2012, será la película con la cual se abrirá este jueves 7 de noviembre la undécima versión del Festival Internacional de Cine de Cali.

Foto tomada en Nueva York ©Karen Lamassonne / Archivo CBN

Todo alrededor de la inauguración del FICCALI está dotado de una  justicia poética innegable: la película se proyectará para hacerle un homenaje a la memoria de Ospina, director artístico del FICCALI desde su primera versión, en uno de los teatros históricos de la ciudad al que Luis Ospina acudió muchas veces en sus años de formación cinéfila, en su infancia y juventud: el  renovado Teatro Calima.

Proyectar ‘Todo comenzó por el fin’ en una sala de la magnitud y del significado del Teatro Calima, además, es una manifestación perfectamente consonante con el eslogan de esta versión del FICCALI, concebido por el mismo Ospina, ¡Vamos al cine!, que es una invitación a regresar a las salas de cine, a ver películas en una sala oscura, en tiempos en los cuales el streaming parece reemplazar cada vez más el acto de asistir a los teatros.

“Cuando yo era niño, mis hermanos y yo nos preparábamos par ir al cine como si lo hiciéramos para ir a un templo. Uno sabía que en el Teatro Colón pasaban las películas de Twentieth Century Fox, en las que había mucho western. Uno sabía que si quería western se iba para allá. En el Teatro Aristi pasaban películas europeas. Ahí vi Gatopardo, de Visconti. Cada teatro tenía su carácter, que es lo que se ha perdido con el Multiplex. Ahora da lo mismo ver una película en Singapur que en Bogotá. Yo recuerdo muy bien películas que vi en los años 50, 60 y 70 y los teatros en que las vi. Las películas francesas llegaban al teatro Cervantes, que luego se convirtió en el Teatro México, cerca al centro. Los principales teatros, que eran en los que daban estrenos estaban en el centro, el Bolívar, el Cervantes, el Colón, el Aristi, luego llegó el Calima. Yo iba a esos teatros, pero luego empecé a frecuentar los teatros de mala muerte, que estaban más alejados del centro, por el problema que había en la clasificación de las películas. Uno debía tener 21 años para ver ciertas películas, y yo tenía 18. Así que me iba para los teatros de barrio, como el Sucre, el Belalcázar, el Junín, el Troncal, en donde los porteros eran más flexibles”, contó Luis Ospina sobre su relación con los teatros en Cali.

Durante la inauguración del FICCALI, además, se presentará el video oficial de esta versión del Festival, editado por el cineasta Rubén Mendoza (Señorita María, Niña Errante, La sociedad del semáforo), quien trabajó como montajista de varias películas de Ospina y quien se ha declarado en varias ocasiones como un discípulo del fallecido cineasta caleño.

‘Todo comenzó por el fin’ es el último largometraje realizado por Luis Ospina, en el que entrega un retrato de aquella generación de cineastas, literatos y artistas plásticos que formaron el llamado Grupo de Cali y que dieron forma a ese movimiento cinematográfico que años después habría de conocerse como el Caliwood. Andrés Caicedo, Carlos Mayolo, Karen Lamassone, Eduardo ‘La rata’ Carvajal, Ramiro Arbeláez y el propio Ospina, son bosquejados a través de la aguda visión y de la particular manera de ver el mundo, entre nostalgias y desencantos, de quien es uno de los más importantes directores de cine del país.

La película le mereció a Ospina el Premio a Mejor Director en el Festival Internacional de Cine de Cartagena 2015 así como el Premio del Público, el Premio a Mejor Documental en el Festival Internacional de Cine de Viña del Mar 2016, el galardón al Mejor Documental en el Festival Internacional de Documentales de Antogafasta 2016, el Premio Macondo al Mejor Documental y al Mejor Montaje en 2016 y  obtuvo una Mención del Jurado en el Festival de Cine Lasa en España en 2017.

La cita para la inauguración del XI FICCALI es este jueves 7 de noviembre a las 6:30 p.m., en el Teatro Calima, en una proyección con entrada libre y mil sillas disponibles esperando para que los caleños se gocen la undécima edición de esta gran fiesta del cine.

Fuente: Alcaldía de Cali

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.