Cali fue sede de los defensores del bosque y el agua

Con ponencias, conversatorios, mesas de trabajo y visitas a campo, se desarrolló el Primer Encuentro Latinoamericano de Campañas de Orgullo para Acuerdos Recíprocos por Agua, en el cual se reunieron representantes de diversos países que tienen en común trabajar por la sostenibilidad, conservación y restauración de ecosistemas reguladores de agua.

Entre el 7 y el 9 de octubre se desarrolló el Primer Encuentro Latinoamericano de Campañas de Orgullo para Acuerdos Recíprocos por Agua, más conocidos como ARA, un espacio promovido por la CVC y Rare para el intercambio de experiencias entre Bolivia, Colombia, Ecuador, México y Perú, con el fin de identificar retos y factores de éxito que contribuyan a preservar, en el tiempo, el agua y el bosque para el beneficio de las comunidades.   

“Buscamos intercambiar experiencias, saber cómo están implementando los ARA en cada uno de los países, cuáles han sido los elementos de sostenibilidad tanto económica, ambiental y social, y cuáles han sido las adaptaciones que han estado implementando con base en los contextos de cada uno de los países. La idea es establecer una red latinoamericana para continuar con la retroalimentación y poder mejorar la estrategia”, expresó Gloria Suarez, coordinadora de las campañas por el orgullo de la CVC. Por su parte Natalie Rodríguez Dowdell, gerente senior de implementación del Programa de Cuencas de Rare, manifestó que “hay algunos países que están enfocando su monitoreo en lo que es la calidad del agua, como las bacterias coliformes, también la cantidad del caudal para saber si la disponibilidad de agua se mantiene y otros, específicamente, en las especies que se están conservando y el estado de los bosques”.

Las campañas por el orgullo desarrolladas en lugares recónditos como Oxapampa en Perú, Yanuncay en Ecuador, Queremal en Colombia, Anillo de Cenotes de Yucatán en México y las desarrolladas por la CVC a lo largo y ancho del departamento, entre otras, son muestra de que conservar y restaurar para generar la sostenibilidad de los ecosistemas reguladores de agua ya no es la apuesta del futuro, sino de nuestro presente. 

“Lo que buscamos con la campaña es que los intereses de los diferentes actores puedan coincidir en un espacio. En nuestro caso, lo que queremos es que la empresa del agua sea la que lidere y se empodere de este proceso”, afirmó César Laura Contreras, del Instituto del Bien Común de Oxapampa, Perú.

La Fundación Natura de Bolivia, reconocida por ser la pionera de los Acuerdos Recíprocos por el Agua -hace algunos años, aliada de la organización Rare para replicar estos modelos en otros países latinoamericanos-, compartió su experiencia y dio algunas líneas para el fortalecimiento de los ARA. Nigel Asquith, su director, dijo que el gran reto para los ARA es saber “cómo bajar los costos en el contexto económico de cada país y lograr muchas más hectáreas, para ganar mucha más agua limpia y otros servicios ecosistémicos por un precio más barato”. 

También se adelantaron visitas a procesos que se están desarrollando, puntualmente, por la firma de acuerdos con el resguardo indígena de Triunfo Cristal Páez para preservar más de 850 hectáreas en la cuenca del río Fraile, en Florida, o en Quinamayó -en el marco de la Campaña de Orgullo por los Humedales de Jamundí-, para que estos cuerpos de agua tan importantes, pero incomprendidos por las comunidades, sigan siendo hogar de fauna, flora y aporten a la economía familiar a través de la pesca.

Fuente: CVC

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.