XIV Festival Mundial de Salsa de Cali 2019, a golpe del Grupo Niche

Hablar del Grupo Niche es hablar de un sentimiento hecho salsa, es hablar de Jairo Varela, ilustre hijo de Quibdó en el Chocó y es hablar ineludiblemente de Cali, ciudad que lo adoptó con total cariño y le aportó una nueva chispa creativa que lo llevó a consolidar su agrupación como la orquesta más representativa de la salsa colombiana de todos los tiempos.

Foto Alcaldía de Cali

Por esta razón, el Grupo Niche es el invitado especial del XIV Festival Mundial de Salsa de Cali 2019 que se realizará del 24 al 29 de septiembre en el Coliseo El Pueblo.

Este XIV Festival Mundial de Salsa, con su lema a golpe de los 80, rinde tributo a una década que trajo la música del Caribe a Cali desencadenando una época de auge y esplendor de un género musical como la salsa que catapultó la imagen de la ciudad a un reconocimiento global, llegándose a consolidar como ‘La Capital Mundial de la Salsa’, superando a Nueva York, Los Ángeles y Puerto Rico.  

Cali, la Capital Mundial de la Salsa, se prepara para recordar cómo comenzó la historia de la Cultura Salsera en Cali; desde la primera visita de la legendaria Fania All Stars en 1980, el nacimiento del Carnaval de Juanchito, el Festival de Orquestas y el surgimiento de sitios de renombre mundial como El Abuelo Pachanguero y Juan Pachanga; la estadía de Alfredo de la Fe y Héctor Lavoe en la ciudad, así como el nacimiento de la propuesta de Jairo Varela y el Grupo Niche, una salsa con acento Pacífico, característica fundamental del éxito alcanzado por la agrupación.

Antes de la existencia del grupo, su fundador, Jairo Varela, viaja a Bogotá a mediados de los 70, empieza a vender canciones y crea el grupo Niche en 1979, en la Capital de la República, en compañía de otros músicos de su natal Chocó, entre ellos Alexis Lozano. Según palabras del mismo Jairo, entre 1979 y 1981 el Grupo Niche existía más románticamente que ciertamente, pues apenas tocaban en pequeños sitios o bares de la carrera 5ª, en Bogotá, hasta que Jairo decide venir a Cali porque lo contacta un grupo de empresarios salseros de La Sucursal del Cielo.

Dichos empresarios fueron Manolo Solarte y Humberto Corredor, propietarios de los inolvidables grilles El Escondite y El Abuelo Pachanguero. Jairo Varela viene, en un mes de agosto a Cali, a tocar en esos sitios cuatro conciertos que empiezan en el Hotel Aristi, en El Escondite, en Las Vallas y en El Abuelo Pachanguero. “Precisamente es en ese momento que el pueblo de Cali reconoce a la música del Grupo Niche y Jairo Varela entiende entonces que tiene que venirse a vivir en Cali”, anota Umberto Valverde, investigador y biógrafo del Grupo Niche.

Dos nombres marcan historia en los inicios salseros de los 80, Manolo Solarte y Humberto Corredor, pero hay que significar exactamente que la década de los 80 en Cali no se entendería sin dos nombres básicos, Humberto Corredor y Larry Landa. Para Umberto Valverde es Larry Landa, en lo que se llamó ‘La hegemonía Larry Landa’, quien trajo a Cali aproximadamente 400 orquestas y Humberto Corredor a otras 250, “entre ellos dos se fundamenta lo que se conoce como ‘Memoria de la Salsa en Cali’, el caleño no sabría tanto de salsa sino hubiera sido porque vio todas estas orquestas en vivo”, acotó.

En 1984 Jairo Varela compone y produce “Cali Pachanguero” canción que le daría figuración nacional al Grupo Niche y fue declarada como tema oficial de la Feria de Cali, las giras internacionales se incrementarían a partir de ese momento. El Grupo Niche se convierte en la orquesta más poderosa, más trascendente de Cali, de la salsa colombiana y del mundo.

Escribió Cali Pachanguero, en honor a la ciudad, poco después haría Mi Valle del Cauca, también hizo la célebre canción Del puente pa’ llá, de manera que se convirtió en un cantor de Cali y al mismo tiempo se convirtió en caleño y el pueblo caleño lo adoptó, hasta que muere en el año 2012 y se le entierra con la asistencia de más o menos 500.000 personas que van a las honras fúnebres que salieron desde el CAM hasta el Cementerio Metropolitano del sur. “Su entierro está entre los tres o cuatro entierros más famosos de músicos que haya habido en toda la historia de la música”, dijo Valverde.

El Grupo Niche se convirtió en un ícono de la salsa mundial porque la propuesta de Jairo consistió en trabajar con toda la armazón constitutiva de la salsa de Nueva York, aunque en Quibdó se crió oyendo dos cosas muy importantes, a La Sonora Matancera y a Cortijo y su Combo. Jairo Varela tenía todos estos ritmos en su cabeza y al mismo tiempo el elemento que él le incorpora a esto: ‘El Sentimiento Pacífico’. Toda su cultura, el maestro Jairo la aprendió oralmente a través de su madre, doña Teresa Martínez, quien era poeta famosa y educadora en Quibdó.

Las mujeres también integraron el Grupo Niche, mayoritariamente en los coros, aunque no hubo muchas mujeres directamente en escena, solamente Paula Andrea Zuleta, que fue la única cantante que estuvo integrando el grupo principal de vocalistas. Pero Jairo también grabó canciones con Diana Serna y Adriana Chamorro.

Los trabajos discográficos ‘No hay Quinto Malo’ y ‘Cielo de Tambores’ fueron radicalmente fundamentales en la carrera musical del Grupo Niche porque ‘No hay quinto malo’ es el quinto álbum de la orquesta, publicado en 1984, luego de la separación con Alexis Lozano. El álbum contiene la canción ‘Cali Pachanguero’, composición que se convirtió en un éxito en Colombia, en el resto de América Latina, además de ser una de las canciones de salsa más populares de la historia. También sonaron ‘Solo un cariño’, ‘La negra no quiere’, ‘El Coco’, ‘Rosa’ y ‘El que regala y quita’, entre otros.

Coincidencialmente, luego de una nueva crisis y separación del grupo en 1987, Jairo le entrega a Álvaro Cabarcas ‘Pelusa’, la responsabilidad de reintegrar al Grupo Niche, allí nació un nuevo sonido Niche, el ‘Sonido Niche Internacional’ y así llegó Cielo de Tambores, otro gran éxito musical, publicado el 20 de diciembre de 1990. El álbum se convirtió en la producción discográfica más vendida de la agrupación caleña en toda su historia, impulsada por composiciones que lograron gran radiodifusión en Colombia y en el resto de América Latina como ‘Una aventura’, ‘Cali ají’, ‘Busca por dentro’ y ‘Sin sentimiento’.

Desde la muerte de Jairo Varela, su hija Yanila, quien ya trabajaba con su padre desde Miami, recoge todo lo aprendido y toma la parte comercial del Grupo Niche consiguiendo tener en estos momentos un Grupo Niche fortalecido, con un promedio de 80 a 85 presentaciones por año, según apunta Umberto Valverde, “eso en la salsa es una cosa milagrosa, digamos que eso supera totalmente las cifras de dos orquestas que son sus pares en la historia que serían El Gran Combo de Puerto Rico y Los Van Van de Cuba que, aunque son más jóvenes, gozan de gran reconocimiento internacional”.

Para Valverde, El Grupo Niche se puede considerar hoy en día como una orquesta estable en un mundo donde la música ha cambiado tanto y es todo un reto permanecer, considera que “por fortuna su director es José Aguirre, que es el director que más años ha estado adentro del grupo, siendo el que mayor conocimiento tiene de lo que los investigadores llamamos El Sonido Niche”.

El XIV Festival Mundial de Salsa de Cali 2019 empieza con una jornada académica el día martes 24 de septiembre en el Centro Cultural, donde se llevarán a cabo tres conversatorios, uno de ellos, a las 6:00 p.m., tendrá como tema central ‘La Historia del Grupo Niche’. A su vez, estará dividido en dos partes, en la primera estará el Grupo Niche presente con su director, José Aguirre y los cantantes. En la segunda se desarrollará una sección investigativa con músicos que estuvieron en la agrupación como Álvaro Cabarcas ‘Pelusa’, Richie Valdés y Tarry Garcés.

Después de los conversatorios, el viernes 27 de septiembre será el anhelado día de la presentación del Grupo Niche ante su público.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.