Ciudad que danza: historia de vida de Larissa Sanclemente

Larissa Sanclemente, como actor social, jugó un papel fundamental en las relaciones culturales de la época de los años 60, al hacer parte activa de la trama artística de la ciudad y pertenecer a un grupo creador de acciones y sentidos culturales.

Larissa Sanclemente / Foto UAO

A través de la práctica del ballet, Larissa innovó en función de su práctica y a su vez, fue transformada por esta; lo que la convierte en un sujeto social histórico que da cuenta, desde su experiencia, de hechos y  momentos determinantes en la historia de la ciudad de Cali.

Esta historia de vida fue presentada en la asignatura Comunicación III de la facultad de Comunicación y Ciencias Sociales, como un proceso de continuidad del trabajo de grado de la egresada de Comunicación Social – Periodismo Paula Jimena Salazar Vásquez.

Para ella,  este trabajo marca el  inicio de la historia del tejido de vida entre las dos mujeres, en sus propias palabras: “esta presentación es el resultado de preguntarme, después de 12 años, si realmente había escuchado a mi actor social, si estaba segura que Larissa se sintió contada con la tranquilidad de ser tenida en cuenta”.

En este trabajo, la herramienta metodológica usada fue la historia de vida. El relato de Larissa permite conocer cómo se configuró el campo de la cultura en Cali en la década del 60, qué actores sociales se encontraron y qué estrategias de comunicación surgieron para que ese campo fuera posible.  

Según la egresada, estas estrategias de comunicación hicieron posible la circulación de sentidos, que conectaron a la ciudadanía con el campo del arte, al democratizar el ballet y presentar obras en escenarios nunca antes pensados para esta práctica. 

“Prescindir de los relatos, recuerdos y fotografías de Larisa Sanclemente es perder la posibilidad de contar, a través de la práctica del ballet, el campo cultural caleño en la década del 60. Arriesgarse a que su historia quede solo para el recuerdo de familiares o amigos, es privar a un público más amplio de la posibilidad de mirar la ciudad a través de sus bellos ojos ámbar”, concluyó Paula. 

Fuente: Facultad de Comunicación y Ciencias Sociales / UAO

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.