800 niños semilleros de salsa participaron del festival ‘El Valle en clave de futuro’

Cerró con éxito la primera versión del festival ‘El Valle en clave de futuro’, programa con el que la Gobernación del Valle del Cauca busca estimular los semilleros de la salsa en el departamento.

Foto Gobernación del Valle

Los infantes no sólo se vistieron de brillo con sus trajes, sino con sonrisas y esperanza de ser los ganadores de premios que garantizarán un semestre entero de clases en sus respectivas academias y escuelas de baile.

En total 10 municipios estuvieron en la final, Cali y Buga los que más premios recibieron en los dos días de calificación, en donde evaluaron las categorías amateur preinfantil, amateur infantil y profesional.

Los bailarines evaluados, cuyas edades oscilaron entre los 4 y 13 años de edad, sorprendieron a los jurados por la pasión y fuerza a la hora de bailar.

La gobernadora Dilian Francisca Toro afirmó que la convocatoria fue exitosa al haber recibido más de 800 inscritos de 10 municipios vallecaucanos, representando a 61 escuelas y academias de baile.

“Felices, contentos de ver cómo los papás con sus amigos y vecinos vinieron a ver a sus hijos. Lo que queríamos era un festival con sana competencia para ver esos nuevos talentos de la salsa.

Es muy importante mantener ese orgullo vallecaucano que es nuestra salsa, es nuestra expresión cultural que mejora el crecimiento económico, el turismo y además la fama de que somos los mejores bailarines de salsa de Colombia y el mundo”, expresó la gobernadora Dilian Francisca Toro.

Para el bailarín y director artístico Óscar Chacón, el haber sido parte del jurado calificador es una acción que le genera emociones. “Encontré bellos elementos, niños involucrados en lo que hacen, con talento, rítmica, con expresividad y diversas cosas que gratifican el mundo de la danza. Llegar a una ciudad donde se baila salsa, se baila con toda la pasión, da placer verlo”.

Señaló el artista y jurado calificador que “estos niños son la representación más bella del espíritu de la salsa, en ellos hay  pasión, alegría y mucha fuerza”.

Nilson Castro, bailarín de salsa y jurado en el concurso, manifestó que “encontramos muy buen talento de niños, también que hay conocimiento en algunos coreógrafos. Hemos encontrado que hay muchos niños que tienen muchas ganas de seguir bailando, de seguir el paso”.

Durante la final los jurados calificaron a bailarines de Candelaria, Buga, Ginebra, El Cerrito, Cali, Yumbo, Jamundí y La Unión.

Este festival también rindió un reconocimiento a formadores, coreógrafos, vestuaristas que hacen parte de la escena y pocas veces su trabajo es reconocido.

Para el diseñador Miguel Becerra fue grato encontrar “a gente tan talentosa, que hace vestuario con mucho brillo y muy bien elaborado. Vemos que hay demasiado talento aquí”.

La secretaria de Cultura del Valle Consuelo Bravo concluyó que fue grato encontrar en la carpa Delirio a tantas familias y amigos alentando a los niños, “fueron dos días de final, cada uno con más de mil personas apoyando a los bailarines. Con este festival queremos reconocer y fortalecer los procesos de nuestros semilleros, de nuestros niños talentos, que encuentran en el baile una forma de vivir, su profesión”.

Fuente: Bethsabé Castro Payán / Gobernación del Valle.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.