En el norte del Valle se producen 300 toneladas de plátano

A través de los diferentes programas agrícolas que lidera la gobernación del Valle del Cauca, una de las asociaciones campesinas más importantes de Argelia ahora promueve el cultivo de plátano y procesa 300 toneladas al mes que comercializa.

Foto Gobernación del Valle

Se trabaja en las certificaciones ante las autoridades sanitarias para exportar el producto.

El municipio de Argelia, ubicado en la zona cafetera del norte del Valle del Cauca, ha afrontado una crisis con el el cultivo del grano, por lo cual algunos de los agricultores se han dedicado a producir plátano, que se ha constituido en el segundo renglón de la economía local, proveyendo seguridad alimentaria y generación de empleo.

Gerardo Antonio Pineda, un pequeño productor local, cuenta como el café ha ido perdiendo fuerza en la economía del campesino no solo en Argelia, sino también en varios municipios del norte del departamento. Ante la situación, muchos han buscado la alternativa de sembrar plátano.

 “Este es un proyecto muy impórtante pata fortalecer ahorita la parte de la caficultura que ha tenido unos precios tan bajos, esta es la caja menor que tenemos los campesinos o los productores en la finca para podernos defender y pagar los trabajadores”, afirma.

En los últimos 11 años, la Asociación de Productores Agropecuarios de Argelia (Asproagro) se ha destacado por la capacidad de fomentar el cultivo de plátano dominico hartón para transformalo en una serie de productos con el fin de que sean comercializados en el país. “Nosotros estamos procesando al mes 300 toneladas de plátano, las cuales van para nuestros clientes Fritolay y Yupi, además estamos trabajando en el desarrollo la harina de plátano cien por ciento natural” manifestó Pedro Antonio Hoyos, gerente de la Asociación.

Esta agremiación que reúne a 250 productores de cinco municipios es apoyada por la Gobernación del Valle del Cauca, y es una muestra del trabajo que se hace a través de la propuesta de Dilian Francisca Toro en crear empresas agropecuarias para mejorar la calidad de vida de los campesinos. “El gobierno de la doctora de Dilian Francisca Toro los ha apoyado ellos y hoy hacen parte del proyecto Rutas para la Paz, también han hecho parte del grupo de la agencia económico local y los hemos apoyado en el proyecto de seguridad alimentaria del gobierno departamental”, precisó Rubiela González, secretaria de Agricultura de Valle del Cauca.

El sector privado, público y pequeños productores de Tuluá conocieron la experiencia. Amalia de Jesús Úsuga, representante legal de la Asociación Campesina del Centro del Valle del Cauca (Asocamva) destaca la manera como se pueden  logran los objetivos basados en el acompañamiento de las autoridades. “Lleva un sentido más serio, más propio en cómo nos vamos a enfocar, cómo va hacer el caminar de ahora en adelante”.

Por medio de este tipo de asociaciones el Gobierno departamental continúa con el impulso de una de las economías más significativas del departamento con recursos y acompañamiento.

Fuente: Carlos Gutiérrez / Gobernación del Valle

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.