El programa de preicfes que le apuesta al futuro educativo de los jóvenes integrantes de TIP

Alrededor de 150 chicos del proyecto Tratamiento Integral a Pandillas (TIP) – Jóvenes Sin Fronteras están participando del programa de preicfes que dicta la Institución Educativa Humat con el fin de prepararse académicamente para presentar la Prueba Saber 11, la cual es exigida por el Estado para ingresar a la educación superior. Adicionalmente, en los últimos tres años, 275 jóvenes han recibido esta formación.

Foto Cisalva

También hay jóvenes, mayores de 18 años, que ven en las clases de preicfes una oportunidad para fortalecer sus competencias académicas y, de esta forma, presentar el examen que realiza el Estado para validar el bachillerato. 

“Estamos trabajando para mejorar y afianzar las bases académicas que tienen los chicos del proyecto. Muchos de ellos no han recibido una buena educación o no le dieron importancia a tener un proceso de aprendizaje consciente durante el colegio. Entonces, si deseamos que los jóvenes continúen con su formación y puedan acceder a una universidad, es necesario apostarle a mejorar sus habilidades en matemáticas, lenguaje, biología, química, entre otras áreas del conocimiento. Igualmente se debe tener en cuenta que para ingresar a los programas que oferta el Sena se tiene como requisito haber presentado las pruebas”, asegura Marleny Pérez, coordinadora del componente de formación del proyecto.

Los jóvenes que reciben esta formación residen en la comuna 1, 6, 13, 14, 15, 16, 18, 20 y 21, sectores vulnerables de Cali en los que se viene realizando intervención psicosocial desde el 2016 para restituir los derechos de chicos, entre los 14 y 28 años, que están involucrados en dinámicas de pandillas. Este trabajo se hace en el marco del proyecto Tratamiento Integral a Pandillas (TIP) – Jóvenes Sin Fronteras, el cual es financiado por la Secretaría de Seguridad y Justicia y ejecutado por el Instituto Cisalva de la Universidad del Valle, en alianza con la Policía Metropolitana de Cali.

 “Gracias a las clases que recibimos mis compañeros y yo logramos fortalecer nuestra capacidad de análisis, interpretación y lógica. Los docentes pusieron todo su empeño para que entendiéramos fácilmente y dejáramos a un lado el miedo de presentar la prueba. El día que realicé el examen me sentí segura porque sabía que contaba con las herramientas necesarias para obtener una buena calificación”, asegura Narayani Casierra Quiñones, joven de la comuna 16 e integrante del proyecto TIP – Jóvenes Sin Fronteras.

La dedicación de Narayani tuvo sus frutos, pues después de asistir los martes y jueves de 4:00 p.m. a 8:00 p.m. y los sábados de 8:00 a.m. a 12:00 p.m. a las clases de preicfes, obtuvo 337 puntos en la Prueba Saber, una buena calificación.

Narayani sueña con estudiar Bacteriología y Laboratorio Clínico en la Universidad del Valle. Para cumplir con este objetivo, la joven aplicó a la última convocatoria que realizó la universidad y está a la espera del resultado. En caso de no ser seleccionada, Narayani tiene claro que sus sueños no se paralizarán, pues expresa con firmeza que tiene mucho más por dar. “Si es necesario, tengo toda la motivación para realizar por segunda vez la Prueba Saber 11 y obtener un puntaje aún mejor. Es un reto que sé que puedo superar”.

Además de recibir clases de preicfes, a través del componente de formación se motivó a los jóvenes para generar estrategias que les permitieran ahorrar los 60 mil pesos que cuesta la inscripción a dicho examen. Para esto, ellos realizaron rifas, vendieron postres, entre otras actividades de emprendimiento, para obtener el dinero. Hasta el momento, 68 jóvenes han presentado el examen y 57 ya se inscribieron para presentarlo el 11 de agosto de este año.

El proyecto TIP – Jóvenes Sin Fronteras seguirá apostándole a este tipo de estrategias de formación, de tal manera que cada vez más jóvenes tengan la oportunidad de acceder a educación superior de calidad.

Fuente: Instituto Cisalva

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.