El calor del Pacífico y sus cantos calentaron a Bogotá 

Con un público emocionado, acompañado por los sonidos de la marimba, el cununo, el guasá, el clarinete, el bombo; entre otros instrumentos musicales, se realizó la tercera zonal clasificatoria del Festival Petronio Álvarez. 

Foto Alcaldía de Cali

Fueron 12 agrupaciones en las modalidades libre y marimba, las que se presentaron a las audiciones que entregarán un cupo al Festival. En el frío de la Sabana de Bogotá, el color hizo más llamativo el escenario, trajes coloridos, peinados  exóticos con flores en la cabeza, turbantes y sombreros entonaban a la ‘par’.

Algunos se cogían las manos, los nervios y la ansiedad se apoderaban de los más novatos. Entre los participantes se encontraba Ana Lucia Quiñones Díaz, de la Agrupación Chirimía y Conjunto de Marimba de la Universidad Nacional de Colombia, quien expresaba que no podría describir el Petronio en toda magnitud.

“No puedo describirlo con palabras. Es una riqueza cultural indescriptible, el Pacífico tiene mucho que darle al mundo, mucho que mostrar, es valioso recuperar su música, su folclor e incluso su gastronomía. Me parece que todo ser humano debería hacer eso, por lo menos los colombianos”. 

Está agrupación fue creada en el año 2011 y desde que Ana ingresó se consolido aún más, teniendo entre sus músicos un bajista, un saxofonista, un clarinetista, es decir, el grupo fue creciendo prácticamente después de que ella ingresara y fue ampliando el repertorio.

“Debo confesar que hay una fuerza muy fuerte en el Pacífico norte con la chirimía, porque en el sur se canta es currulao, pero la chirimía empezó haciendo porro chocoano, entonces, somos más fuerte en eso porque llevamos más tiempo haciendo chirimía”, acotó.

Para Nicolás Peláez, de la Agrupación Los Pangurbes y el Río Mestizo, la diversidad que tienen sus integrantes la hace especial.

“Somos de diferentes parte de la costa, Medellín, Bogotá, pero el grupo nació en el Cauca en Popayán. Llevamos cuatro año presentándonos, ya uno va cogiendo canchita, llegamos con un formato nuevo y estábamos con la ansiedad de traer esta nueva sorpresa”, dijo el músico.

Con su nuevo formato, en el que incluyen un bombardino, bombo y clarinete, Nicolás explicó que a través del Petronio Álvarez se revitaliza y reivindica el espacio de la cultura afro.

“Es un festival de música afro, sin embargo, creemos que en este momento debemos converger todos. Yo soy indio, pero el sentimiento es negro, mi corazón es negro, hemos ido dos veces a Petronio con esa misma idea. A mí me parece que es un espacio muy importante, todos los festivales son grandes e importantes, pero creo que este festival tiene un gran bagaje y organización”, señaló Nicolás.

El artista resaltó los 23 de existencia del Petronio Álvarez e indicó que otros festivales son rústicos. “En cambio aquí hay una internacionalización mucho más fuerte, hay un trabajo de presencia, imagínate traer una audición aquí a Bogotá, dentro de la capital, es una cuestión que cuesta mucha plata, pero vale la pena, mira cuánta gente se está contagiando de todo ese sentimiento”, puntualizó.

Fuente: Yuliana Valencia Bermúdez / Alcaldía de Cali

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.