CVC alerta sobre tráfico de ranas venenosas

El llamado se dio luego de que en la capital del país, la Policía Ambiental retuvo una gran cantidad de ejemplares a un ciudadano que las llevaba hacia Brasil y Europa, configurándose el delito de tráfico ilegal de fauna. Los anfibios habrían sido extraídos de la zona de Anchicayá, en el Valle del Cauca.

Foto CVC

Luego de conocido el caso en el que un hombre pretendía sacar más de 424 ranas venenosas que fueron incautadas en el Aeropuerto Internacional El Dorado de Bogotá, la CVC hizo un llamado a la ciudadanía para que se evite comercializar este tipo de especies, consideradas silvestres.

El director de la CVC DAR Pacífico Oeste, José Ancizar Arenas Villegas, reiteró el llamado a las comunidades y a los visitantes, en especial, en esta época, donde Buenaventura es destino turístico por excelencia, para que eviten sacar de su zona estas especies en vía de extinción. 

“Les solicitamos a todas las personas que se encuentran en la jurisdicción de Buenaventura, a que se abstengan de sacar estas especies de su entorno y comercializarlas, ya que, de acuerdo con las investigaciones, muchas de ellas se encuentran en amenaza de extinción”, dijo Arenas Villegas.

El hombre capturado pretendía sacar las ranas de las especies Oophaga lehmanni y Oophaga histriónica  con destino a Brasil y al continente europeo. Esta persona se vería abocada a una sanción de cárcel de entre 5 y 9 años, cifra que se aumentaría, cuando, según la legislación, la especie se encuentre en peligro de extinción. 

La rana Oophaga lehmanni es una especie endémica de Colombia. Se encuentra en la zona selvática de los departamentos de Chocó y el Valle del Cauca. Estos anfibios, que miden aproximadamente 3.5 centímetros, son usados para investigaciones farmacéuticas y como mascotas.

Fuente CVC

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.