Pedro, el adulto mayor que trabaja por las víctimas del conflicto en Cali

De acuerdo con el Registro Único de Víctimas 39.216 personas, entre edades entre 61 y 100 años, han abandonado sus  territorios de origen para radicarse en el departamento del Valle del Cauca, la mayoría de estos ven a la ciudad de Santiago de Cali, como el lugar en donde pueden empezar a reconstruir sus historias.

Alcaldía de Cali

Es por esto que hoy, esta  ciudad, es la principal receptora de personas que han sido afectadas por el conflicto armado interno en el sur occidente Colombiano.

Uno de ellos es Pedro Castillo, proveniente del corregimiento de Patía Viejo, Nariño, lugar de donde fue desplazado hace 32 años  con su familia. Él es uno de los adultos mayores que se encuentra hoy en Cali, desde donde lidera el trabajo comunitario para esta población que se encuentran en la ciudad.

Con una mirada penetrante, él recuerda los momentos de dolor e impotencia que debió afrontar, cuando comenzaron a llegar los grupos insurgentes al margen de la ley a su pueblo, un sitio apartado al cual le tocó vivir las secuelas que la guerra ha dejado a sus habitantes.

Su historia se remonta al año  1986,  cuando Pedro se encontraba trabajando en el Cuerpo de Bomberos de Tumaco, y fue alertado por una persona de la comunidad del  barrio Las Orquídeas que debía salir de la población porque sería asesinado junto con su familia por una organización guerrillera.

“No esperé a que llegara la noche, simplemente agarramos nuestra ropa y empezamos a salir de nuestra casa. Recuerdo que primero se fueron mi madre y mi padrastro, luego mis cinco hermanos, quienes se dirigieron hasta Ipiales; y por último yo, que tuve que refugiarme en la ciudad de  Pasto”, relató.

Teniendo la esperanza de volver, con dolor y resignación tuvieron que afrontar la noticia que les llegaba del lugar donde había construido su hogar. “Tiempo después de haber salido de mi casa nos dimos cuenta que las personas que nos querían hacer daño llegaron a quemarla,  se apoderaron de las fincas de la familia,  y así  fue como nos tocó aceptar  que ya no había nada que hacer”.

Este fue el momento cuando Pedro decidió no mirar hacia el pasado y sin dejarse quebrantar por sus recuerdos, se aferró a su familia para  seguir adelante. Luchando por construir un futuro mejor eligió radicarse en la ciudad de Cali, en la antes invasión  Charco Azul, donde comenzó a construir su primera vivienda, y adonde llegó por  recomendación de personas conocidas de su pueblo natal que buscaban brindarle apoyo en este proceso.

A pesar del cambio radical de su vida, se enfocó en su preparación académica, ya que su  intachable hoja de vida como servidor público  en la prevención de emergencias le sirvió para comenzar a laborar y a estudiar.

“Gracias a Dios y a mis amistades cercanas  se me abrieron muchas puertas. Todo fue tan rápido, pero tres meses después de esa tragedia, comencé  enfocarme laboralmente como  como operario de equipos especiales de los Bomberos de Cali, lugar dónde  también fui elegido capitán bombero voluntario. Luego  estudié un técnico en Sistemas Hidráulicos, este espacio me sirvió para abrirme puertas, dándome la oportunidad de fundar las brigadas de  Gerencia de Acueducto y Alcantarillado de Emcali y la Asociación Brigada  Bomberil del Colegio Inem¨, recordó con una gran sonrisa en sus labios.  

En el 2014, un amigo le comentó sobre un sitio donde las personas víctimas del conflicto armado podrían acercarse a  declarar lo que les había sucedido en su territorio de origen. Con esta información se dirigió a la antigua  Unidad de Atención y Orientación a la Población en Situación de Desplazamiento (U.A.O), hoy en día conocida como el  Centro Regional de Atención a Víctimas (Crav), con el fin de tener información sobre su situación.

¨Gracias a la Alcaldía de Santiago de Cali  inicié mi  ruta de atención hasta el momento que  recibí la ayuda humanitaria e  indemnización por intermedio de la Unidad para las Víctimas”, expresó.

“Con la información brindada por parte de los trabajadores del Municipio, me enteré de que podía ser parte de la Mesa de Participación Efectiva de Víctimas, a la cual me postulé y fui elegido en el 2015, para representar a las personas que han tenido como hecho victimizante el desplazamiento, desde ahí he trabajado por velar y garantizar el correcto cumplimiento de sus derechos”, agregó.

Actualmente, Pedro sigue trabajando con esta entidad, esta vez  buscando contribuir a la Política Pública de  Víctimas del Conflicto, desde el enfoque diferencial de envejecimiento y vejez.

  “En el 2017 fui delegado para seguir trabajando desde el enfoque diferencial por los Adultos Mayores”, señaló con orgullo.

 Esta es una etapa de la vida donde  se debe reconocer que las personas  víctimas son diferentes de acuerdo a su edad, ya que van surgiendo necesidades particulares.

Desde ese escenario, se busca velar  por el goce efectivo de sus derechos. A pesar de que las personas lleguen por otro hecho victimizante a la región este enfoque es tenido en cuenta como una de los impactos o consecuencias que deja huella a lo largo de la vida de todas las víctimas.

Para él los adultos más mayores son los que  más vulnerables  se encuentran ya que viven momentos como: pérdida rápidamente oportunidades de trabajo, actividad social y capacidad de socialización y, en muchos casos, son discriminados y excluidos.

Este hombre  emprendedor  y servidor por vocación reconoce que la Administración Municipal ha apoyado los procesos de la Política Pública de las víctimas del conflicto armado. Es así como desde la mano de la Administración de Maurice Armitage, Pedro busca contribuir a la construcción del progreso social para esta población  en la ciudad.

Con estas acciones Cali se ha convertido en ciudad referente en atención para los que han sufrido el conflicto armado. Desde la Secretaría de Bienestar Social, a través de la Subsecretaría de Atención Integral a Víctimas,  día a día se busca generar espacios para garantizarles más oportunidades a las 208 mil víctimas que hoy habitan ‘La Sultana del Valle’.

Fuente: Alcaldía de Cali

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.