Crean Mesa Nacional para conservar la pava caucana

La CVC junto con la Asociación Calidris emprendieron un trabajo de monitoreo y conservación de esta importante especie, ya que se encuentra en estado de amenaza.

Foto CVC

Debido a que la pava caucana (Penelope perspicax) es una especie endémica que solo se encuentra en Colombia, y que hoy por hoy está en estado de amenaza, se creó una mesa de trabajo a nivel nacional con la finalidad de aunar esfuerzos en pro de su conservación y hacer seguimiento a la implementación del Plan de Conservación. 

Como resultado, la Asociación Calidris, la CVC, la Fundación Zoológica de Cali, Wildlife Conservation Society – WCS Colombia, el Santuario de Fauna y Flora Otún Quimbaya, el Parque Nacional Natural Farallones y Parques Nacionales Naturales con la Territorial Pacífico y Andes Occidentales, conforman este importante equipo de trabajo.

“En la actualidad está amenazada en la categoría de “En Peligro” a nivel nacional y global, eso significa que sus poblaciones están reducidas. En la mayoría de los sitios donde se encuentra contamos con muy pocos registros y la importancia de preservarla radica en que la especie cumple un papel importante en el proceso de dispersión de semillas y de regeneración natural del bosque, ya que se alimenta de frutos”, explicó Eliana Fierro Calderón, bióloga y coordinadora de la iniciativa Especies Focales de la Asociación Calidris.

De esta manera, un grupo de biólogos e investigadores de la CVC y la Asociación Calidris emprendieron labores de búsqueda de la pava caucana en el Parque Natural Regional del Nima y en el Distrito Regional de Manejo Integrado Pance en Cali.

A la fecha, la especie -de la que se estima una población de máximo 1.500 individuos- se encuentra en cuatro sitios del país: en la Cordillera Central en Otún Quimbaya, entre los departamentos de Risaralda y Quindío; el Parque Natural Regional del Nima; en la Cordillera Occidental, en la Reserva Nacional Forestal Bosque de Yotoco, y en el Distrito Regional de Manejo Integrado – DRMI, de Pance.

“La deforestación ha sido una de las principales amenazas de las pavas caucanas, ya que al estar en un bosque fragmentado las poblaciones se aíslan y entonces no hay flujo genético, en término de la reproducción. Por eso la CVC ha querido aunar esfuerzos con la Asociación Calidris, cuyos profesionales son expertos en el monitoreo de aves, porque queremos saber cómo están las poblaciones de la especie en nuestro territorio”, explicó Milton Reyes, biólogo de la CVC.

Al mismo tiempo, durante los monitoreos los expertos están acercándose a la comunidad para enseñarles a reconocer la pava caucana, pues muchas veces es confundida con la guacharaca y la pava andina, y además se les está explicando su importancia en el ecosistema para evitar su cacería. 

De igual manera, se espera que con la mesa de trabajo también se facilite compartir información de la especie entre los interesados y que desde allí se coordinen acciones de nivel nacional para la especie.

Fuente: CVC

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.