Cali busca mejorar la participación de las mujeres en el mercado laboral

Las mujeres jóvenes en Cali son las más afectadas por el desempleo con una tasa del 23,9%, lo que significa que están doblando la tasa de desempleo de la ciudad de 11,6%, según datos del primer boletín económico de 2019, realizado por el Observatorio Regional del Mercado de Trabajo, ORMET del Valle del Cauca y la Secretaría de Desarrollo Económico de Cali.

Foto Alcaldía de Cali

Los datos fueron extraídos de la Gran Encuesta Integral de Hogares (GEIH) para Cali Área Metropolitana (AM) de enero a noviembre de 2018.

El informe también revela que la tasa de desempleo es más alta en las mujeres que en los hombres, 14,3% y 9,2% respectivamente, y aunque las mujeres conforman el 52,9% de la población en edad para trabajar, los hombres son los que tienen una mayor participación en la fuerza de trabajo de 74,71% en la ciudad. Esto se puede deber a que culturalmente las mujeres se encuentran desarrollando labores del hogar.

Anteriormente las mujeres dedicaban su tiempo completo a la crianza de los hijos y al cuidado del hogar, luego el aumento de la participación de las mujeres en la educación, los rezagos de la Segunda Guerra Mundial y las facilidades de horario a medio tiempo ayudaron a cambiar el rol de ellas dentro del mercado laboral. Sin embargo, después de un siglo se siguen encontrando marcadas diferencias entre hombres y mujeres, inclusive en términos salariales, asevera el reporte de ORMET.

El informe también indica que la mayoría de mujeres obtienen salarios menores que los hombres, y son ellas quienes ganan salarios igual o menor al mínimo (51% mujeres frente a 32% hombres). No obstante, cuando se incrementa el valor salarial son los hombres quienes tienen mayor participación.

En este estudio se desarrolló un modelo econométrico que relaciona variables de educación, años de experiencia, salario y sexo, mostrando que Cali no solo presenta retos en desempleo, sino también en relación a los ingresos, teniendo en cuenta que los hombres reciben un 26% más que las mujeres y al ser jóvenes, se incrementa a un 39% más, evidenciando la discriminación salarial.

Aunque las brechas laborales de género se siguen presentando, en la ciudad se está trabajando para disminuirlas a través de programas de formación para el trabajo y acciones que contribuyan al empoderamiento y reconocimiento de la mujer caleña dentro de la sociedad, generando oportunidades laborales para mejorar sus ingresos y calidad de vida, como los que lidera la Alcaldía de Cali, a través de la Secretaría de Desarrollo Económico, es el caso de confecciones, Bonos de Impacto Social, bilingüismo, Rumbo Joven o cierre de brechas, además de la Política Pública de Desarrollo Económico, en la que se plantearon acciones con enfoque diferencial dentro de los sectores de creatividad y digital.

“Cali es una ciudad de servicios que necesita talento humano capacitado que responda a los requerimientos que demandan los diferentes sectores de mayor crecimiento, es por esto que es fundamental que las mujeres se formen en ciencia, tecnología, matemáticas e ingenierías y que desde los colegios los estudiantes tomen conciencia de estas necesidades”, explicó Angélica Mayolo Obregón, secretaria de Desarrollo Económico.

Si las mujeres ganaran igual que los hombres, la riqueza global aumentaría en un 14%. Por lo tanto es indispensable seguir apostándole a políticas públicas de desarrollo económico que contribuyan a cerrar las brechas de género y reconozcan la importancia de la fuerza de trabajo femenina dentro del modelo económico, para tener una ciudad 50 – 50.

La búsqueda de la igualdad entre géneros no debe solo limitarse a verse como un derecho fundamental, también actúa como plataforma para la consecución de un ambiente próspero, pacífico y sostenible.

Fuente: Alcaldía de Cali

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.