“Podemos convivir con el oso andino”   

El pasado 21 de febrero, cuando se celebraba en el mundo el Día Internacional para la Protección de los Osos,  se reveló que la CVC y la WCS (Wildlife Conservation Society), junto a otras instituciones, ampliaron el rango de la investigación y la implementación de estrategias que han aplicado para la conservación del oso andino en el Valle del Cauca.

Foto CVC

“Se amplió el rango de trabajo que se tenía el año pasado hacia la Cordillera Central. Ahora se tienen dos nuevos convenios con WCS para continuar la implementación de acciones productivas y de restauración en el municipio de Dagua, y otro convenio con el resguardo indígena Nasa Kwes kiwe para trabajar en la zona de páramos del municipio de Florida, en la Cordillera Central. Allí se está haciendo diagnóstico de los conflictos oso-humanos y se está levantando información súper importante en cuanto a biodiversidad, principalmente, en aves, anfibios, mamíferos y plantas. También está trabajando en Amaime y Palmira”, explica María Isabel Salazar, bióloga y coordinadora del Grupo de Biodiversidad de la CVC. 

El proyecto #ConservamosLaVida, una alianza público-privada en pro de la conservación de este mamífero, ya había revelado que a pesar de la intervención humana, el oso andino se encuentra en el 74% de un territorio de 4.117 kilómetros cuadrados estudiados en los Parques Nacionales Naturales de Tatamá, Farallones de Cali y Munchique, ubicados en la Cordillera Occidental en el Valle del Cauca. 

Añadió, además, que hay otro convenio con el Fondo del Agua para la Vida en el que, con recursos de la Unión Europea, se están implementando herramientas de manejo del paisaje y proyectos productivos que aportan a la conservación en Reservas Naturales de la Sociedad Civil. “Está pendiente la firma de acuerdos con los propietarios para se comprometan a establecer diferentes arreglos en cada finca, por ejemplo, si tienen ganado, liberen una parte de la finca solo para la conservación”, dice la ecóloga Martha Lucía Salazar del Grupo de Biodiversidad de la CVC.

El convenio incluye la publicación de un almanaque y un afiche educativo titulados “Vivimos en el territorio del oso andino”, que de manera gráfica muestra osos en la parte alta y en la baja, campesinos con cultivos y ganado debidamente encerrado y alejado de los bosques. 

El proyecto “Conservamos la vida” es una alianza público-privada en pro de la conservación del oso andino, conformada por  la Fundación del Grupo Argos, Parques Nacionales Naturales de Colombia, Wildlife Conservation Society (WCS), la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca (CVC),  Argos, Celsia, la Fundación Smurfit Kappa, la Fundación Smurfit Kappa Colombia y la Fundación Mario Santo Domingo.
 
El oso andino (Tremarctos ornatus): También conocido como oso de anteojos, es una especie “sombrilla”, debido a que su conservación lleva a que muchas otras especies sobrevivan. Adicionalmente, es una especie que ayuda a conservar el agua, esparce semillas y ayuda a la regeneración natural de los páramos y bosques andinos de nuestro país. Esta especie es considerada vulnerable a la extinción.

Fuente: CVC

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.