Bajo vigilancia las cuencas de Ansermanuevo para reducir los impactos del Fenómeno del Niño

En una acción encabezada por la Unidad Ejecutora de Saneamiento y Acuavalle, Ansermanuevo, uno de los municipios en riesgo de racionamiento, fue sometido a vigilancia ambiental en la cuenca alta de las quebradas Toro y San Agustín que abastecen el acueducto, con el fin de reducir los impactos que pueda generar el fenómeno del niño.

Foto Gobernación del Valle

Así lo precisó, el ingeniero, Diego Victoria, director general de la Uesvalle: “Hemos montado todo un sistema de vigilancia ambiental en la cuenca, media y alta de las cañadas que abastecen el acueducto de Ansermanuevo, con apoyo de nuestra autoridad ambiental, la CVC”.

Además de la vigilancia ambiental en las cuencas, la construcción de un nuevo pozo profundo sigue siendo la alternativa de mayor garantía, para evitar racionamientos en los tiempos de sequía.

“En este momento estamos trabajando con Vallecaucana para la elaboración de un proyecto, ojalá que termine antes de este año, para la construcción de un nuevo pozo para Ansermanuevo, esto sería el cierre total de le ecuación para garantizar y solucionar definitivamente el problema del agua en este municipio”, explicó, Victoria.

Estas medidas, hacen parte del cumplimiento del decreto 003, expedido por la Gobernadora del Valle, que invita a los alcaldes a tomar medidas para garantizar el ahorro y uso racional del agua.

Fuente: Gobernación del Valle / Laura García

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.