Continúan acciones de vigilancia y restitución del espacio público en zona aledaña al Terminal de Transportes

A través de nueva intervención de la Unidad de Control a Invasiones de la Secretaría de Seguridad y Justicia, la Alcaldía de Cali y la Policía Metropolitana evitaron una nueva ocupación ilegal de espacio público sobre el separador de la calle 25 con carrera octava, en el barrio Obrero.

Foto Alcaldía de Cali

Atendiendo lo contemplado en el artículo 81 del Código Nacional de Policía, uniformados de la Estación La Flora, en acción coordinada con el personal de la Subsecretaría de Acceso a Servicios de Justicia, cumplieron la orden de retirar cerca de 80 ciudadanos venezolanos que estaban ocupando este espacio de manera irregular.

De acuerdo a información proporcionada por Claudia Lorena Muñoz, subsecretaria de Acceso a Servicios de Justicia, en el operativo se reiteró el apoyo que la administración municipal ofrece a las mujeres gestantes y a las familias con niños, pero una vez más, este grupo de ciudadanos venezolanos rehusó la oferta y no aceptaron la ayuda.

“Pudimos verificar que los ciudadanos venezolanos que hoy se han retirado de este espacio en el separador de la calle 25, hacen parte del grupo que ocupaba ilegalmente la zona aledaña al Terminal de Transportes, cuyo espacio fue recuperado también de manera exitosa el pasado viernes. Estamos dando cumplimiento a la ley, con todas las garantías de los derechos y ofreciendo de nuevo las oportunidades que ya desde hace dos meses se vienen ofreciendo a los ciudadanos venezolanos a través de la Secretaría de Bienestar Social, especialmente a las mujeres en embarazo y a las familias con niños, pero infortunadamente estas personas se niegan a aceptar estos auxilios”, indicó la subsecretaria.

La ocupación ilegal de este espacio fue intervenida oportunamente por las autoridades, gracias a la colaboración de la ciudadanía del sector; vecinos de la zona reportaron la situación a la estación de policía, lo cual facilitó la rápida reacción de las autoridades y del equipo de la Unidad de Control a Invasiones, coordinado desde la Secretaría de Seguridad y Justicia.

Cabe resaltar que el pasado 25 de enero se llevó la restitución de espacio público en la zona cercana al Terminal de Transportes, entre las calles 25 y 26. En un procedimiento que duró casi 12 horas, la Alcaldía, con el apoyo de Migración Colombia, la Policía Metropolitana, y el acompañamiento de la Personería Municipal y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar ICBF, logró recuperar el corredor de la calle 25. En el operativo conjunto, la Policía incautó 1200 dosis de bazuco, 54 armas blancas y un arma de fogueo.

Por su parte, la Secretaría de Bienestar Social logró brindar en este operativo un alojamiento temporal a 39 familias compuestas por madres gestantes o con niños menores de 10 años. En esta tarea también se sumó el apoyo de la Pastoral Social de la Arquidiócesis de Cali y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar ICBF.

De igual manera, 80 venezolanos que expresaron su voluntad de regresar a su país natal, fueron transportados hacia la ciudad de Cúcuta; gracias a Migración Colombia, entidad que facilitó las condiciones para guiar este grupo de migrantes hacia el paso fronterizo con el hermano país. Dos buses contratados por la Alcaldía fueron puestos a disposición de Migración Colombia para brindar esta ayuda a este grupo de ciudadanos venezolanos que se encontraban asentados ilegalmente en la zona contigua al Terminal de Transportes.

Es así que las acciones coordinadas desde la Alcaldía no solo permitieron la restitución del espacio público, sino también el mejoramiento de las condiciones para este minoritario grupo de ciudadanos venezolanos que desde hace varios meses persiste en la ocupación informal de las zonas verdes de la ciudad, especialmente de los sectores cercanos a la Terminal de Transportes. Aunque el operativo se llevó a cabo con éxito, el secretario de Seguridad y Justicia, Andrés Villamizar Pachón, hizo un llamado a evitar la xenofobia y recalcó la necesidad del acompañamiento del gobierno nacional en este fenómeno migratorio que afecta a Cali y a otras ciudades principales en el país.

“En el punto cercano a la Terminal de Transporte ya se está haciendo una recuperación del espacio con el Dagma y la Uaespm, allí, y en puntos aledaños, vamos a mantener los operativos para prevenir nuevas ocupaciones que puedan derivar en asentamientos informales, pero debemos evitar la xenofobia. Somos conscientes como Alcaldía de que esta es una problemática de carácter nacional. Así como hemos dado asistencia médica, alimentaria y educativa a nuestros hermanos venezolanos, también deben ellos regularizar su situación de vivienda y encontrar la forma de vivir pagando un arriendo como ya lo están haciendo la mayoría de los cerca de 40 mil venezolanos que hoy viven en Cali”, enfatizó Andrés Villamizar Pachón, secretario de Seguridad y Justicia de Cali.

En el operativo del día 25 de enero fueron conducidos a Estación de Policía cuatro ciudadanos venezolanos que fueron judicializados por agresión a la fuerza pública. De acuerdo con las leyes migratorias nacionales, estas personas serán expulsadas del país en menos de cinco días, en procedimiento adelantado por oficiales de Migración Colombia.

Fuente: Alcaldía de Cali / Mauricio Fernando Muñoz Ospina

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.