Manos criminales estarían tras el incendio forestal en La Castilla

Como una desgracia y una calamidad para la capital del Valle del Cauca, fue catalogado el incendio forestal que se registró desde las primeras horas del sábado 26 de enero, en la vereda Limones del corregimiento de La Castilla, que ha dejado un  saldo preliminar de once hectáreas quemadas, dijo el secretario de Gestión del Riesgo, Emergencias y Desastres, Rodrigo Zamorano Sanclemente.

Foto Alcaldía de Cali

El funcionario municipal señaló: “han sido 16 horas de combate con el fuego en la citada zona montañosa en el occidente de Cali, con condiciones complejas para el personal de los bomberos, toda vez que el terreno es muy escarpado con pendientes de 70 grados, vientos de 15 nudos con ráfagas de 20 que dificultaron en todo momento las labores contra el incendio”.

También resaltó que “el alcalde, Maurice Armitage ha ordenado la disposición inicial del 20 % de las capacidades de respuesta del Municipio, con un magno aporte de 80 unidades bomberiles, funcionarios de la Defensa Civil y de la Alcaldía. Además de cuatro máquinas de bomberos, 2 camiones cisterna, ambulancia y el apoyo del helicóptero Bambi Bucket de la Fuerza Aérea Colombiana que hizo una decena de descargas de agua y líquidos retardantes de fuego”.

En este punto, Zamorano destacó la labor tanto de los bomberos que se han movido por el agreste terreno cargando con bombas de espalda, rastrillos y combate fuegos, así como del piloto de la Fuerza Armada Colombiana (FAC), quien desafiando los fuertes vientos que se desprenden en este sector, maniobró la aeronave para realizar su labor extintora.

De igual manera, instó a los moradores del sector a que si tienen información de los responsables de este act, al que consideró criminal, lo hagan saber de manera reservada a las autoridades.

El titular de la Gestión del Riesgo en Cali expresó en triste tono: “además de quemarse en principio once hectáreas de flora, la fauna se vio muy afectada, pues además de alterar su hábitat, muchos animalitos de monte, pequeños reptiles y aves, sucumbieron presas de fuego”, anotando que incluso un viejo caballo que pastaba en el sector también fue alcanzado por las voraces llamas.

Se estableció por parte de las autoridades caleñas que al llegar la noche y por prevención de las unidades bomberiles, las actividades de sofocación del fuego se detuvieran para ser reanudadas al rayar el sol del domingo 27 de enero de 2019.

Fuente: Alcaldía de Cali / Gustavo Sánchez

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.