Embalse de Guacas está preparado para el fenómeno del Niño

El Sistema de Abastecimiento Regional de Agua Sara Brut, mejor conocido como embalse ’Guacas’, ubicado en Bolívar, se encuentra en óptimas condiciones para hacer frente a la llegada del fenómeno de El Niño, modelo de variabilidad climática que coincidirá con la primera temporada seca del 2019. Su porcentaje de almacenamiento es del 100,3% y su nivel está en los 1.408,06 metros sobre el nivel del mar.

Foto CVC

Las administraciones municipales y en general, todas las entidades públicas y privadas, deberán promover el ahorro del agua para evitar posibles desabastecimientos. Paula Andrea Soto Quintero, directora territorial de la regional Brut de la CVC, afirmó que “aunque se cuenta con los más de 11 mil millones de metros cúbicos de agua que representan el lleno total del embalse, las comunidades de los municipios que se surten de él deberán hacer un uso eficiente del recurso”.

Los pronósticos de los modelos de los principales centros internacionales apuntan hacia la ocurrencia de un fenómeno de El Niño plenamente desarrollado, el cual perduraría entre los meses de enero y marzo de 2019. “La pronta actuación de las entidades competentes debe prevenir cualquier tipo de situación de emergencia. El llamado es a estar atentos a las recomendaciones y comunicados oficiales”, enfatizó la funcionaria.

Las poblaciones de los siete municipios que se surten del embalse podrán tener un parte de tranquilidad, pues éste se encuentra totalmente lleno, sin embargo, se deberán adoptar algunas medidas para garantizar el suministro del servicio sin ningún contratiempo.

Por su parte, la empresa Acuavalle manifestó que los pozos profundos de Zarzal, La Unión, La Victoria y Toro ya se encuentran listos para entrar en operación. Algunas de estas fuentes subterráneas se encontraban a la espera de rehabilitarse, pero hoy ya es un hecho. 

Las administraciones municipales y sus Comités Municipales de Gestión del Riesgo de Desastres –Cmgrd- están en el deber de activar los protocolos necesarios para atender la situación, de acuerdo con la circular N° 57 de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres. 

También podrían generarse incendios forestales debido al aumento de las temperaturas. “Es necesario advertir a los pobladores, especialmente en el sector rural, para que se abstengan de realizar cualquier tipo de quema en esta época”, concluyó Soto.

La gestión del riesgo es responsabilidad de todos. Desde cualquier ámbito se deben emprender acciones para la prevención y preparación a fin de dar respuesta a este fenómeno de variabilidad climática.

La CVC, a través de su Dirección Ambiental Regional Brut, continuará monitoreando el embalse. Con el apoyo de los funcionarios y los Guardabosques para la Paz se están realizando constantemente recorridos de control y vigilancia por la zona de influencia, para garantizar las condiciones óptimas del mismo.

Fuente: CVC

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.