Se inaugura la exposición Noche es Día

Foto Secretaría de Cultura y Turismo
Foto Secretaría de Cultura y Turismo

Una casa, la tradicional mansión caleña donde la pareja Obeso Mejía vivió toda su vida, presta sus espacios –el comedor, la sala, la cocina, las habitaciones, los baños– para ser ocupados por las video-instalaciones de la pareja brasileña.

Katia Maciel y André Parente han elaborado una sutil y profunda reflexión sobre lo audiovisual. Al expandir la gramática del cine, que es en realidad la del lenguaje de la mirada, de la sensación y de la conciencia, nos llevan a comprender algo de nuestra forma de relacionarnos con el mundo y con los otros.

El trabajo de André Parente constituye una investigación, a la vez académica y plástica, sobre las tecnologías de la imagen y nuestras formas de percepción. A partir de un software que desarrolló con un matemático, y que permitía hacer acercamiento sin fin a las imágenes, surgió la idea de “Estereoscopía”, obra clave de la exposición. Un zoom infinito que se sumerge en el rostro de Katia para encontrar en los elementos de la imagen digital el rostro de André, y al seguir acercándose encontrar de nuevo el rostro de Katia… Un sutil plano/contraplano, el esquema clásico del diálogo en el cine –pero sin cortes–, donde el rostro de cada uno resulta incorporado en el del otro. A la afirmación de Katia: Yo quiero ver / Lo que tú estás viendo de mí /Dentro de ti; André responde: Yo quiero ver / Lo que estás viendo de mí / De lo que yo estoy viendo de ti / Dentro de mí. Así, en la conversación, nos hacemos conscientes de la naturaleza reflexiva de la mirada, de cómo la imagen de cada uno se construye a partir del reflejo infinito que tiene lugar en el encuentro de dos.

Las investigaciones de Katia Maciel se aprovechan de la tecnología audiovisual para expandir el espacio y revelar las maneras en que nuestros cuerpos dan sentido a lo que percibimos. Además de su carrera como investigadora y artista, ha desarrollado un obra como poeta donde se pone en evidencia su control sobre los mecanismos del lenguaje: las contraposiciones, los juegos metafóricos. Dentro de la exposición encontramos su trabajo “Infinito fin”, obra interactiva, con un sencillo mecanismo que hace que cuando el espectador entra al espacio, en la proyección, una serie de puertas dentro de un largo corredor se abren en cascada. Las puertas, en realidad, son las puertas de los apartamentos de André y Katia, y nos remiten a la idea de abrir y cerrar las puertas al otro, de dejarlo o no entrar a nuestra vida.

Noche es día presentará obras que nos hablan de la distancia y la cercanía, de nuestras formas de entender las relaciones espaciales: a la vez matemáticas y vivenciales. La vida en común se hace en el espacio común. ¿Cómo acercarme a ti y no alejarte? ¿Cómo ser juntos y no dejar de ser cada uno?

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.