La distritalización de Cali será un ejercicio participativo

La reorganización de Cali como Distrito Especial se fundamentará en una caracterización de las comunas. Se valorarán aspectos como la densidad poblacional, concentración del empleo, vocación y actividades económicas, dinámica edificatoria, coberturas en servicios públicos, equipamientos y oferta de espacio público capacidad vial, movilidad, análisis de seguridad y convivencia ciudadanas, entre otros aspectos.

Foto Alcaldía de Cali

A la hora de definir las localidades, será vital su socialización con diferentes grupos de interés: ciudadanía, academia, medios de comunicación, empresarios, gremios, clase política y entidades públicas de todos los niveles de gobierno.

 “Se realizarán talleres para abrir espacios de conversación en los que expondremos distintas opciones de la ciudad organizada como distrito. A partir de una propuesta concreta o borrador de estructura, abriremos discusiones técnicas para poder recopilar dudas, comentarios, críticas y complementos. Así enriqueceremos la propuesta definitiva con base en la cual elaboraremos la versión final del estudio técnico que presentaremos al Concejo hacia principios de junio de 2019”, explicó Alejandro Becker, gerente de Cali Distrito Especial.

Adicionalmente, Becker explicó que cuando estén definidas las localidades,  las Juntas Administradoras Locales serán determinantes en los territorios, pues deberán pasar una terna para que el alcalde distrital elija a los alcaldes locales. “Pero esto no será el próximo año, será para el periodo de gobierno 2024-2027. ¿Qué pasará entre 2019 y 2023? Pues pasaremos por una transición juiciosa de preparación y adaptación de toda la administración de la Ciudad con nuevas capacidades de gestión para que puedan entrar en operación los alcaldes locales y sus JAL. El plan de transición será el camino paulatino por el que transitaremos hacia un Distrito fuerte…un nuevo modelo de operación que haga la diferencia. Es un cambio organizacional que requiere, por lo menos, un plazo de seis años para lograrlo”.

Becker añadió que el gran desafío de la distritalización de la ciudad no es simplemente compartimentarla o dividirla en distintos territorios, sino hacer de esa descentralización algo funcional,  que esa división sea un esquema práctico de gestión que produzca más y mejores resultados.

“Esta es la gran pregunta: ¿Qué le pondremos a hacer a esas localidades para que seamos más eficientes? En consecuencia, con los Departamentos Administrativos de Planeación y de Desarrollo e Innovación Institucional, junto con actores claves como la Sociedad de Mejoras Públicas, las universidades, la sociedad civil y los mismos concejales y las fuerzas vivas de las comunas ya hemos recopilado buenos indicios para determinar el número de localidades”.

Fuente: Alcaldía de Cali / Elizabeth Vernaza Martinez

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.