Cali se liberó de la deuda que pagó durante 18 años

Después de 18 años, el Municipio de Cali terminó de pagar la deuda que tenía con los bancos y la Nación desde el 2001 y que le permitió sortear con éxito la acumulación de pasivos que para esa fecha ascendían a $1.15 billones, de los cuales $572.000 millones eran acreencias con la banca.

Foto Alcaldía de Cali

Para la directora de Hacienda, Patricia Hernández Guzmán la disciplina fiscal con la que el Municipio asumió el plan de saneamiento permitió “que la ciudad mejorara su capacidad de atender tanto los gastos de funcionamiento como los indicadores financieros, teniendo en cuenta que los pasivos del 2001 eran equivalentes a 2,86 veces los ingresos corrientes y a seis veces los ingresos corrientes de libre destinación”, recordó la contadora.

Este programa de saneamiento que incluyó reestructuración de la deuda permitió al Municipio fortalecer el recaudo lo que se evidenció en los ingresos corrientes que pasaron de $443.000 millones en el 2001 a $ 3.1 billones en el 2018, “es una variación del 595% lo que demuestra lo favorable de la acción que se emprendió hace 17 años”, recalcó la funcionaria.

Asimismo, la reestructuración de la deuda acumulada en el 2001 generó la mayor destinación de recursos a la inversión, pasando de $196.000 millones en ese año a $3.3 billones en el 2018, esto es una variación 17 veces superior en este tiempo.

Básicamente el programa de saneamiento fiscal puso límites al gasto y la rigurosa disciplina fiscal se reflejó en el cumplimiento de todos los pagos hasta dar por terminada la deuda, que tuvo los intereses más bajos del mercado en esa época y el tiempo suficiente para que el Municipio pudiera funcionar y cumplir con su misión.

“Paralelo al pago de las obligaciones, el Municipio emprendió oportunamente el aprovisionamiento del pasivo pensional, atendió los gastos de funcionamiento de manera regular y destinó mayores recursos a la inversión”, concluyó la funcionaria.

La formalización del cierre del programa de saneamiento fiscal se realizó este jueves en el comité de Bancos, al que asistieron representantes del sector financiero, un delegado del Ministerio de Hacienda, funcionarios de la Administración Municipal y el acto fue presidido por el alcalde Maurice Armitage quien reafirmó con sus ejemplos el buen momento financiero del ente municipal. “Cali es muy limitada en la concepción de ingresos, pero la disciplina fiscal nos ha llevado a poder hacer inversiones sobre todo en lo social, que es mi prioridad”, afirmó. 

Para el representante del Ministerio de Hacienda, Néstor Urrea , Cali es un ejemplo a nivel internacional. “Es el caso más complejo que tuvimos porque debían cuatro meses a los empleados, no pagaban contratistas ni proveedores, casi estaba al borde de la inviabilidad y hoy muestra mucha capacidad de maniobra”, afirmó el funcionario de la subdirección de Apoyo Fiscal de la autoridad nacional. 

Fuente: Alcaldía de Cali / Anna María Castro Casas

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.