Perspectivas positivas para trasplantes en humanos en Univalle

Pachorón, cerdito trasplantado en Univalle, sobrevive feliz luego de un año con un pulmón ajeno y sin tomar medicamentos para inmunosupresión.

Como un caso único en el mundo, un biomodelo porcino que recibió el trasplante de uno de sus pulmones procedente de otro cerdo, sobrevive en muy buen estado de salud un año después, sin haber recibido ningún medicamento inmunosupresor. Este procedimiento fue realizado como parte del Macroproyecto de Medicina Regenerativa que lidera la Facultad de Salud de la Universidad del Valle.

Para celebrar este avance científico, la Facultad de Salud de la Universidad del Valle celebrará el primer año de vida post operatoria de este cerdo, luego del trasplante de uno de sus pulmones. El acto se realizará este jueves 6 de septiembre, a las 10:00 a.m., en el Campus de San Fernando de la Universidad del Valle.

Este logro resulta esperanzador para la aplicación de la técnica en humanos, con los beneficios que ello significaría en términos de calidad de vida del paciente receptor del órgano trasplantado y en reducción de costos para él, su familia y para el sistema de salud, si se tiene en cuenta que los medicamentos inmunosupresores, hasta ahora de obligatoria prescripción luego de un trasplante, se deben tomar por el resto de la vida y su costo es elevado.

Con la inmunosupresión el paciente queda expuesto y vulnerable a agresiones del mundo externo, puesto que lo que se ha hecho es anular la respuesta natural de defensa inmunológica de su organismo ante la presencia de un elemento extraño, mediante medicamentos especializados. Sin embargo, hasta ahora esta es la única forma de conseguir que el cuerpo no rechace un órgano trasplantado.

El trasplante fue hecho por el grupo de Investigación en Medicina Regenerativa de la Universidad del Valle, liderado por el profesor Oscar Gutierrez Montes, de la Facultad de Salud, con la participación de los doctores Gustavo Valderrama H., Henry Rodríguez, Laura Rodríguez, el veterinario Rodrigo Zambrano, los bacteriólogos Jaime Muñoz y Olga Fernández, con el apoyo del resto del equipo, quienes aplicaron una técnica novedosa para evitar que el sistema inmunológico del biomodelo receptor rechazara el pulmón trasplantado.

Los resultados animan al grupo de investigación a continuar su trabajo para más adelante, conforme se cumplan los estrictos requisitos éticos, científicos y metodológicos, probar la técnica en seres humanos.

“Mediante técnicas de quimerización, como parte de la medicina regenerativa, se logró que el biomodelo receptor no registrara el pulmón trasplantado como un elemento ajeno y lo rechazara, que es lo que sucede normalmente con las técnicas que hasta este momento se usan en el mundo para trasplantes. Mediante procesos bioquímicos, el receptor “lee” los códigos “escritos” en las células del órgano que recibe y los compara con los propios; si son distintos, rechaza el nuevo órgano mediante la acción del sistema inmunológico, provocando el fracaso del trasplante. Hemos logrado que el órgano trasplantado sea “recodificado” por el cuerpo receptor y con ello, aceptado sin rechazo”, explicó el profesor Gutiérrez, quien dirige los experimentos.

“Esperamos después de este proceso exitoso, que esta técnica se pueda aplicar en humanos de manera satisfactoria; lo que nos ubicaría ante un hecho de trascendencia para la humanidad, puesto que permitiría extender la sobrevida de pacientes con trasplantes, sin aumentar los costos de su tratamiento posterior al trasplante, para ellos y sus familias, ni para el sistema de salud”, precisó el profesor Oscar Gutiérrez, agregando que “tenemos mucha fe” sobre este proceso.

Esperamos que instituciones como el Hospital Universitario del Valle puedan retomar su programa de trasplantes, revolucionando las técnicas utilizadas y beneficiando a miles de pacientes y al sistema de salud.

Celebrarán el primer año del trasplante de “Pachoron”

Con una torta y una alegre reunión, la Facultad de Salud de la Universidad del Valle celebrará el primer año de vida post operatoria de “Pachoron”, luego del trasplante de uno de sus pulmones. El nombre le fue puesto de manera jocosa al cerdito porque su operación de trasplante coincidió con la fecha de la visita del papa Francisco a Colombia (5 de septiembre de 2017).

“Invitamos a colegas investigadores y a periodistas a que nos acompañen en esta celebración, que es un logro a destacar de la investigación en Colombia, con un impacto de talla mundial”, expresó el profesor Gutiérrez al invitar al acto que se hará el próximo jueves 6 de septiembre, a las 10:00 de la mañana, en el Campus de San Fernando de la Universidad del Valle.

Fuente: Agencia de Noticias Univalle

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.