Cometón integró en Cali a familias colombianas y venezolanas

Se brindó un espacio de recreación, y al mismo tiempo, un compartir de experiencias entre 400 personas colombianas y venezolanas que residen en la capital vallecaucana. Los niños y niñas que salieron de su país también tuvieron la posibilidad de participar.

Foto Cortesía Contacto Mas Media

Fue una cometón, en la que aprovechando esta tradición del mes de agosto, se sensibilizó a los asistentes sobre la importancia de promover entornos seguros, protectores y libres de violencia para los niños y niñas, especialmente los que han migrado desde el vecino país.

El flujo migratorio desde Venezuela, según reportes de Migración Colombia, destaca a más de 600 mil venezolanos con vocación de permanencia en Colombia. En ese contexto, y en ese desplazamiento desde municipios venezolanos, cientos de niños y niñas quedan expuestos a diferentes situaciones de vulnerabilidad; de ahí la importancia de desarrollar acciones que promuevan su bienestar y protección.

Por tal razón se realizó esta jornada, poniendo de excusa las cometas para llevar un mensaje alusivo al buen trato que debe recibir la niñez en situaciones de crisis y emergencias. Se realizó en el marco del programa Viva al Parque, liderado por la Secretaría del Deporte y Recreación de Cali; Legión 23, integrado por hinchas del Deportivo Cali, y World Vision, ONG que cumple 40 años en el país y que lleva a cabo el proyecto Esperanza Sin Fronteras con el propósito dar una respuesta humanitaria a las familias venezolanas.

Foto Cortesía Contacto Mas Media

Esperanza sin Fronteras se ha venido implementando con mayor énfasis en Cúcuta y en el área fronteriza del nororiente colombiano; brindando protección, seguridad alimentaria, medios de vida para generación de ingresos. Un proyecto dirigido a venezolanos y venezolanas, así como también a colombianos y colombianas impactados negativamente por esta crisis. Ahora, esta iniciativa se desarrolla también en Cali, teniendo en cuenta la gran cantidad de migrantes en tránsito hacia Perú, Ecuador y otros países del sur del continente.

Con esta actividad de integración se logró que ciudadanos de ambos países pudieran compartir un espacio orientado hacia un solo propósito: Reconocerse como sujetos de derechos y corresponsables del cuidado, recreación, diversión y protección de los niños y niñas.

Fuente: Contacto Mas Media

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.