Cruz de Oro San Francisco Javier para Alba Luz Rojas en la Javeriana

Después de 32 años de entrega a la universidad desde diferentes cargos, la hasta hace poco decana de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales, Alba Luz Rojas Martínez, recibió este reconocimiento en días pasados.

Alba Luz Rojas en la ceremonia de entrega de la Cruz de Oro San Francisco Javier junto a la vicerrectora académica, el padre rector, su esposo e hijos / Foto Pontificia Universidad Javeriana de Cali

Gracias, gracias, gracias. Una palabra repetida tres veces en un discurso, pero pronunciada y sentida muchas más por Alba Luz Rojas Martínez en los últimos días, a quien después de desempeñarse como decana de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales, le fue conferida la Cruz de Oro San Francisco Javier el pasado 22 de agosto.

Esa tarde, frente a un auditorio ocupado por sus entrañables amigos y colegas que la acompañaron en sus 32 años de labor en la Javeriana Cali, expresó nuevamente su sentimiento de gratitud: gracias, gracias, gracias. Ella, quien ha asumido su misión profesional en la Universidad como una tarea personal y de vida, es más que merecedora de este reconocimiento javeriano.

La Cruz de Oro San Francisco Javier es otorgada para exaltar y estimular a profesores y empleados administrativos que hayan sobresalido en el desempeño de sus funciones por sus cualidades humanas, su lealtad a la institución y su esfuerzo por alcanzar un mayor nivel de excelencia.

Desde el año 1986, Alba Luz ha estado al servicio de la universidad ejerciendo la docencia y cumpliendo funciones directivas como la dirección de la oficina de Gestión Estudiantil de la Vicerrectoría Académica, la decanatura del Medio Universitario de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas, la representación de la seccional ante el consejo de Regentes de la Universidad y en los últimos cuatro años, la decanatura de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales. En todos y cada uno de los cargos ha alcanzado resultados destacables.

“Como decana logró establecer unas dinámicas de trabajo en equipo en la Facultad y se obtuvo la acreditación de alta calidad de los programas de Comunicación, Ciencia Política y la renovación de Derecho y Psicología, al igual que los primeros pasos de este proceso en carreras recientes. Esto fue fruto de su capacidad de animar un colectivo de una manera participativa y respetuosa de las diversidades de esta Facultad de Humanidades”, expresó el rector Luis Felipe Gómez, S. J. en la ceremonia de entrega de la Cruz de Oro.

Tres décadas de compromiso ignaciano

En sus poco más de tres décadas en la universidad, Alba Luz, psicóloga de la Universidad de San Buenaventura en Medellín, especialista en Ciencias de la Investigación de Univalle y magíster en Educación de la Javeriana Cali, asumió como un compromiso personal acompañar, inquietar, cuestionar, motivar y retar a los estudiantes y compañeros en el desarrollo de sus potencialidades, de sus sueños e iniciativas y dar soporte a sus proyecciones y planes de mejoramiento.

Una entrega con la que ha contado con el apoyo incondicional de tres hombres. “Aunque esta medalla se entrega a una persona, yo la recibo muy agradecida y la comparto con José Iván, José Gabriel y Francisco José, quienes han caminado conmigo, y han tenido la disposición para aceptar que, en la vida familiar, la Javeriana esté presente”, expresó en su discurso de agradecimiento.

La mujer de ojos expresivos y risa tímida espera haber dejado sembradas en la universidad semillas de una acción de liderazgo ético, democrático y equitativo en las personas y en los retos venideros.

Finalizó su emotivo discurso con una frase de Pablo VI: “La gente cree más en los testigos que en los maestros y si cree más en los maestros es porque son testigos” y con la que invitó a quienes la acompañaron en ese reconocimiento a ser testigos y modelos en tiempos de cambios, crisis, innovación y de diálogos. “Demos testimonio con nuestra vida”, y sí que lo ha hecho Alba Luz Rojas Martínez.

Gracias por su entrega y los mejores deseos en este tiempo en que se dedicará ahora a saborear lo trabajado e interiorizado por la luz de la espiritualidad de la Compañía de Jesús.

Fuente: Pontificia Universidad Javeriana Cali

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.