Niños de la Unión hicieron cometas con materiales reciclables

Los pequeños del programa Generaciones con Bienestar, GCB, del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar en el corregimiento San Luis de La Unión, elaboraron cometas con materiales reciclables. La actividad hace parte de la alianza entre CVC y el programa GCB que busca promover en los niños y jóvenes el amor y respeto por los recursos naturales.

Foto CVC

Aprovechando el mes de agosto y el tradicional Festival del Viento que se celebra por estos días, la regional Brut de la CVC organizó un festival de ‘Ecometas’ donde los pequeños del programa Generaciones con Bienestar del Icbf, en el corregimiento San Luis de La Unión, construyeron sus propias cometas con materiales reciclables como periódicos, revistas y plásticos usados.

La actividad hace parte de una serie de encuentros que se vienen realizando con el grupo de Generaciones con Bienestar en el municipio, a fin de promover en los pequeños una actitud de respeto y amor hacia los recursos naturales.

“Contamos con total receptividad por parte de nuestros niños, hemos trabajado también en ciertas ocasiones con los padres de familia quienes resaltan la importancia de recordar estos temas a sus hijos; desde el programa no solo les brindamos un espacio alternativo sino que también los estamos formando como seres humanos responsables con el planeta”, manifestó Stefanía Quintero Arismendi, trabajadora social del programa.

Esto se ha dado gracias a la alianza entre la CVC y el programa Generaciones con Bienestar, que al igual que en el municipio de La Unión, se ha venido desarrollando en otros municipios cercanos.

“Nuestra prioridad es la educación ambiental especialmente dirigida a jóvenes y niños porque somos conscientes que si desde edades tempranas se enseña a cuidar el medio ambiente disminuirán cada vez más las infracciones en contra de los recursos naturales”, explicó Paula Andrea Soto Quintero, directora territorial de la regional Brut de la CVC.

Los pequeños vivieron una tarde divertida en contacto con la naturaleza y evidenciaron sus habilidades artísticas en la elaboración de las cometas. Sin duda, aprender jugando es la mejor manera de adquirir conocimiento.

Espacios como éste se seguirán propiciando para que cada vez sean más las personas comprometidas con el cuidado del ambiente. Que el mensaje no se quede solo en los niños sino que ellos, a su vez, sirvan de multiplicadores con sus familiares, compañeros y amigos.

Fuente: CVC

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.