El Valle cuenta con plan de seguridad alimentaria actualizado

El Valle del Cauca dejó de ser uno de los siete departamentos del país sin plan de soberanía, seguridad alimentaria y nutricional formulado o actualizado. La Asamblea del Valle aprobó en este primer período de sesiones del año el proyecto de la Gobernación con vigencia 2018-2032, lo que permitirá un cambio fundamental en el concepto de soberanía alimentaria.

Foto archivo CBN

La seguridad alimentaria y nutricional hacen énfasis en que las personas accedan en todo momento a alimentos suficientes y de calidad, mientras que la soberanía alimentaria resalta cuestiones como el modo de producción de los alimentos y el origen de los mismos.

De acuerdo con el monitoreo entregado por el Observatorio Cali Visible sobre la Asamblea, este último punto generó debate en la corporación, especialmente cuando el diputado Guillermo Montalvo cuestionó si el Valle del Cauca contaba con los recursos para avanzar hacia la autosuficiencia alimentaria, teniendo en cuenta el monopolio cañero, y las implicaciones que traería adoptar el concepto de soberanía alimentaria.

Ante esta preocupación, la secretaria de Medio Ambiente, Agricultura, Seguridad Alimentaria y Pesca, María Milena Banguero, señaló que la apuesta del Departamento era diferente y querían profundizar en la política alimentaria con pertinencia cultural.

Lo que no quita méritos a la Gobernación y a la Asamblea, quienes finalmente sacaron adelante el Plan de soberanía, seguridad alimentaria y nutricional de la región para los próximos catorce años.

En el boletín correspondiente al primer semestre de sesiones ordinarias de la Asamblea Departamental del Valle del Cauca, el Observatorio Cali Visible presenta también el monitoreo al trámite normativo referido a la discusión de proyectos y el control político que se le realiza a la administración local.

Frente al trámite normativo de proyectos de ordenanza, la Asamblea aprobó seis proyectos (75%) de los que fueron radicados durante el período. De los aprobados, 3 son referidos a autorizaciones para comprometer vigencias futuras, 1 relacionado con la protección del recurso hídrico, 1 sobre la política pública de competitividad y otra de la política de seguridad y soberanía alimentaria.

También, durante el periodo ordinario de marzo-abril, la Corporación agendó 34 proposiciones de control político, de las cuales solo 11 fueron abordadas a cabalidad (32%), 20 no fueron citadas y 3 se aplazaron. Cabe señalar que el 20% de las proposiciones agendadas habían sido elaboradas en julio y octubre del año pasado.

Para hacer seguimiento, la Asamblea viene presentando un retraso importante en el agendamiento de control político, en parte porque en promedio solo se reúnen dos veces a la semana para abordar temas de control político.

Fuente: Pontificia Universidad Javeriana Cali

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.