Asombra a científicos la biodiversidad de la microcuenca Calamar

La rana de lluvia (Strabomantis ruizi) anfibio que es endémico del Valle del Cauca y está en peligro de extinción, 184 especies de aves además de gran diversidad de especies de mamíferos y plantas hacen parte del inventario registrado en la zona.

Foto Ecofuturo y Asociación Calidris

Aunque conocen la diversidad biológica de la microcuenca Calamar en el municipio de Bolívar la cantidad de especies que hallaron sorprendió a los expertos que realizan una caracterización dentro del proceso para declararla un área protegida. Encontraron 184 especies de aves registradas que representan el 9,6% de las especies de Colombia y 18,4% de las especies del Departamento, además de la presencia de la rana de lluvia (Strabomantis ruizi).

La investigación hace parte del convenio que se adelanta entre la Corporación Ecofuturo y la CVC con el fin de definir la ruta para declarar área protegida a la microcuenca Calamar.

La rana de lluvia (Strabomantis ruizi), hallada en la microcuenca, es una especia endémica del Valle del Cauca y está categorizada por la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza -Iucn- como “En Peligro”.

“Aunque no es nuevo para nosotros el saber que la cuenca del río Calamar es tan rica, si nos sorprende la cantidad de especies que tenemos allí. No nos imaginábamos por ejemplo tener presencia de la rana de lluvia que es propia del Valle. Todos estos datos que suman a la investigación para lograr obtener la declaratoria son un motivo de orgullo para la gente del lugar y por supuesto los motiva aún más a querer conservar su territorio”, manifestó Julián Ramiro Vargas, funcionario de la regional Brut de la CVC.

A lo largo del proceso se halló la presencia de 35 especies de mamíferos entre los que se encuentran el jaguar, la tayra, el perezoso de dos dedos, el mono aullador rojo, el zaíno, el oso andino, el cusumbo, el perro de monte, el oso mielero, el armadillo de nueve bandas, la guagua, entre otros; se pudo identificar también la presencia de 12 especies de murciélagos.

En cuanto a flora, 73 especies de plantas (el 6,4% del total de las especies encontradas) presentan alguna categoría de amenaza o endemismo. “Ello es un indicador de la importancia de los fragmentos de bosque en la cuenca del río Calamar para la conservación de las especies vegetales y de otras especies que se beneficien de ellas”, expresó Sandra Giraldo, directora de Ecofuturo.

La caracterización biofísica de las especies estuvo a cargo de un equipo de biólogos de la Asociación Calidris y se realizó mediante la aplicación de diferentes métodos de muestreo tales como cámaras trampa, redes de niebla, observaciones y entrevistas con la comunidad.

La ruta para la declaratoria continuará su curso durante todo el año. Actualmente se está surtiendo la fase de aprestamiento y se espera, entre los meses de noviembre y diciembre, tener la propuesta consolidada para presentarla ante el Consejo Directivo de la CVC para su aprobación mediante acuerdo. El polígono propuesto es de 5.304 hectáreas que abarcan la microcuenca Calamar en Bolívar y Trujillo, el área de nacimientos de la microcuenca Cuancua en Trujillo y el área complementaria de predios pertenecientes a los dos municipios.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.