CVC restaura la parte alta de Jamundí

En una labor conjunta con Asotrópico se han llevado a cabo trabajos como aislamientos de protección, implementación de sistemas silvopastoriles, bosques de protección entre otros, para proteger y mantener la oferta hídrica del municipio.

Foto CVC

 

Debido a su importancia hídrica y la riqueza de sus bosques, la CVC está realizando un trabajo de restauración ecológica en la vereda Faldiqueras del corregimiento de San Vicente, parte alta del municipio de Jamundí, con el apoyo de la Asociación Proyecto Trópico – Asotrópico.

Los trabajos consisten en aislamientos de protección, implementación de sistemas silvopastoriles (Método de producción en terreno donde se mantienen árboles y a la vez se practica ganadería o crianza de animales domésticos), bosques de protección, entre otros, con los cuales se busca proteger y mantener la oferta hídrica del municipio, ya que la zona está localizada en la subcuenca del río Jordán, uno de los ríos que abastece de agua al acueducto del municipio de Jamundí.

“Para realizar estos trabajos fue necesario seleccionar unos predios que debían cumplir con ciertos requisitos, entre los que se destacan que se demostrara que legalmente eran propios, y que sus propietarios estuvieran interesados en conservar. De esta manera, se hizo visita predio a predio y así se escogieron algunos”, recordó Javier Rosero, técnico operativo de la Dirección Ambiental Regional Suroccidente de la CVC.

Por su parte, Héctor Bonilla Guzmán, profesional especializado de la Dirección de Gestión Ambiental de la CVC, resaltó que la ambiciosa iniciativa está contenida dentro del Plan de Acción de la CVC 2016-2019 y consiste en realizar de manera concertada procesos de restauración ecológica de áreas de alta importancia ambiental para garantizar la prestación de bienes y servicios ambientales y la conservación de la biodiversidad.

“Dentro de estas alternativas se trabaja en el diseño e implementación de Herramientas de Manejo del Paisaje, que son elementos de los paisajes que constituyen o mejoran el hábitat, incrementan la conectividad funcional o cumplen simultáneamente con estas funciones en beneficio de la biodiversidad nativa”, explicó Robinson Isajar, técnico de Asotrópico.

En total, serán 35 kilómetros de aislamientos de protección en áreas de bosques, de los cuales se ejecutaron 19 en el 2017 y 16 en el 2018. Además se establecieron 178 hectáreas en restauración activa, 85 hectáreas en el 2017 y 93 en el 2018 en las que se incluyen los sistemas silvopastoriles, enriquecimientos, bosques de protección, bosques de uso doméstico y guadua.

Estos trabajos también se ejecutan en los corregimientos de El Peón, Puente Vélez, San Antonio y Timba de Jamundí y que a las Herramientas de Manejo del Paisaje implementadas se les garantizan los mantenimientos respectivos desde la fecha de su establecimiento hasta el 31 de diciembre de 2019.

Fuente: CVC

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.