Festival Graficalia: color y vida a entornos de reconciliación en sectores vulnerables

El Festival ‘Graficalia, hablame en colores’ es un evento que alcanzará su segunda versión del 27 de agosto al 2 de septiembre de 2018.

Foto Alcaldía de Cali

Sus esfuerzos se concentran en visibilizar el arte como herramienta de prevención del reclutamiento, uso y utilización de niños, niñas, jóvenes y adolescentes, a través de la gráfica urbana.

Jóvenes como Juan Camilo y Jennifer, enfrentados a veces en luchas por territorios, ahora, gracias a latas de aerosol y brochas con pintura, han encontrado maneras distintas de sentar un precedente en su barrio.

“Como ustedes pueden ver en este mural dice: ‘TrasPAZando Fronteras’, esta comunidad ha sido dividida por unas fronteras invisibles, las personas no pueden pasar de un lado al otro, porque se adueñan de los barrios. Entonces con este mensaje queremos darle una iluminación para que captemos que la vida la podemos vivir de manera diferente”, así lo comentó Juan Camilo, un joven habitante del barrio Antonio Nariño, del proyecto Tratamiento Integral de Pandillas – Jóvenes Sin Fronteras, que ha sido participante activo de los talleres de la estrategia Graficalia, de la Secretaría de Paz y Cultura Ciudadana.

Semanalmente, jóvenes como él, entre los 17 y los 25 años de los proyectos Tratamiento Integral de Pandillas – Jóvenes Sin Fronteras y Gestores de Paz y Cultura Ciudadana, se dan cita en la institución educativa Carlos Holmes Trujillo, motivados por aprender las técnicas de manejo de tiza, sticker, estampado y grafiti ofrecidos en los talleres de la estrategia ‘Graficalia, hablame en colores’, que motiva a sus participantes a encontrar nuevas alternativas para reafirmar su rol como jóvenes, a partir del arte, el respeto a la vida, la reconciliación, la sana convivencia y la paz como premisas fundamentales, aun cuando se encuentran inmersos en entornos vulnerables.

La sede Lisandro Franky de la institución educativa Carlos Holmes Trujillo del barrio Antonio Nariño, se benefició de este trabajo articulado, pues fue uno de los muros que sirvió de lienzo para que integrantes de tres pandillas del barrio en un acto de reconciliación demostrarán que es posible encontrar espacios de diálogo para la resolución pacífica de conflictos.

“Primero que todo, agradecerle a la Alcaldía y a la Secretaría de Paz y Cultura Ciudadana por tenernos en cuenta a la institución, pues estamos en una zona vulnerable donde tenemos problemas sociales de pandillas y a nosotros nos parece que este tipo de articulaciones con los muchachos son de gran ayuda para nosotros y para ellos. Este que es un punto de encuentro donde convergen varias pandillas del sector y puede dársele otro visto al asunto a través de la cultura, a través del grafiti”, explicó Astrid Morera, docente de la Institución Educativa Carlos Holmes Trujillo.

Para Jennifer Castrillón, joven del proyecto Tratamiento Integral de Pandillas – Jóvenes Sin Fronteras, participar en estos espacios le ha entregado a su vida una esperanza de cambio: “Nosotros hemos llevado un cambio, desde la parte personal hacia lo social y lo político y ya vemos la vida diferente, porque nosotros venimos de Jóvenes Sin Fronteras, entonces, eso hace que uno mire hacia otro horizonte y la gente en sí dice -qué bacano que estos jóvenes que antes se paraban en una esquina a esperar que pasara alguien para robarlo, ahora solo se dedican a pintar, a  organizar el espacio que es para todos-”.

“Con estrategias como Graficalia hemos encontrado la manera de acercarnos a los jóvenes y plantearles alternativas distintas y llamativas para que ocupan su tiempo libre en actividades que les gusta hacer. El arte es una herramienta que nos permite hacer un llamado a los jóvenes de la ciudad e indicarles que hay caminos pacíficos para resolver los conflictos. Con el arte, estamos transformando calles y esquinas, que durante años fueron escenarios de violencia, en espacios de diálogo, paz y reconciliación”, exaltó Rocío Gutiérrez Cely, secretaria de Paz y Cultura Ciudadana de Santiago de Cali.

Finalmente, Juan Camilo quiso compartir un mensaje a jóvenes que, como él, se encuentran en estado de vulnerabilidad: “El mensaje para los jóvenes es que salgamos adelante, que no nos dejemos influenciar por el sistema en el que vivimos y que esto puede ser un ejemplo muy claro de que los problemas los podemos solucionar con otros métodos, el diálogo por ejemplo”.

Graficalia trabaja permanentemente a través del equipo de Laboratorios de Paz de la Subsecretaría de Derechos Humanos y Construcción de Paz de la Secretaría de Paz y Cultura Ciudadana de Santiago de Cali.

Fuente: Alcaldía de Cali

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.