Calima-El Darién, ejemplo en el proceso de recuperación emocional grupal

Liderados por Anabeiba Palacios, víctima del conflicto armado, un grupo de personas que también lo padecieron trabajan en sanar las heridas que causó.

Foto Unidad de Víctimas

El Darién es ejemplo en el proceso de búsqueda de la recuperación emocional de las víctimas del conflicto armado. Todas los martes en la tarde el municipio vive una terapia colectiva a la que se han integrado hasta 50 personas que, acompañadas por los profesionales psicosociales de la Unidad para las Víctimas, trabajan en sanar los dolores que les causó la guerra.

El proceso es liderado por Anabeiba Palacios, líder de víctimas, quien se ha encargado de convocar y convencer a los participantes de la importancia de recuperarse emocionalmente para emprender nuevos proyectos.

“Es maravilloso hacer parte de este camino, sacar el dolor y ver cómo la comunidad se acompaña en ese proceso”, señala la mujer, para quien este es el punto de arranque para construir sueños. “Tenemos ideas y proyectos productivos, pero solo los podemos hacer realidad si empezamos limpiándonos por dentro”, dijo Anabeiba.

Javier Duncan, profesional psicosocial que encabeza la Estrategia de Recuperación Emocional Grupal en Calima- El Darién, indicó que en total son nueve encuentros con la comunidad, en los cuales se construyen lazos de solidaridad y apoyo.

Uno de estos se llama ´Apoyarse en la red´, en el que se pinta el árbol de la vida, una actividad que invita a pensar en todo aquello que ha sido soporte y todo lo que puede ser fruto del proceso. “Es un ejercicio que hace que cada persona reconozca a todos los que han sido fundamentales en su existencia y en sus momentos críticos, reconociendo la importancia y el valor de las redes de apoyo”, indicó Duncan.

“Son muchas las lloradas que he tenido escuchando a las amigas y contando mi propia historia, pero ya es hora de que podamos llorar de alegría”, indicó Norleida Largo, víctima de violencia sexual en el marco del conflicto y quien participa de los encuentros, que cuentan con el apoyo de la alcaldía local.

Calima – El Darién tiene 15.800 habitantes, de los cuales hay 2.160 que son sujeto de atención y/o reparación. El 65 % de ellas declararon ser víctimas de desplazamiento forzado.

Fuente: Unidad para las Víctimas

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.