Acompañamiento pedagógico a las maestras de primera infancia

Las maestras de primera infancia reciben fortalecimiento en temas pedagógicos   gracias al proyecto de acompañamiento, que hace parte de la iniciativa de ciudad “Mi Comunidad es Escuela”, liderada por la Alcaldía de Cali en conjunto con el Ministerio de Educación Nacional.

Foto Alcaldía de Cali

Este proyecto busca guiar a las maestras para fortalecer sus prácticas pedagógicas cotidianas, a través de encuentros en sus espacios de trabajo y el acompañamiento permanente de tutoras que las orientan, para que tengan mayor comprensión de su función en el marco de la atención integral que se presta a niñas y niños, en las Unidades de Servicio y Centros de Desarrollo Infantil.

Adicionalmente existen encuentros grupales en los que las maestras se retroalimentan con las experiencias y conocimientos significativos adquiridos a lo largo de este proceso.

El proyecto se desarrolla actualmente en todas las 101 Unidades de Servicio, con el apoyo de 20 tutoras que acompañan semanalmente a 247 maestras vinculadas a las dos modalidades de atención, la familiar y la institucional

“Este modelo de acompañamiento situado hace parte de un gran proyecto de fortalecimiento de las estrategias para el desarrollo integral de la primera infancia en el que Cali está apostando a mejorar la calidad educativa de las niñas y niños desde sus primeros años de vida, trabajando directamente con los equipos pedagógicos y fundamentalmente con las maestras”, confirma Laudys Pernet, coordinadora del proyecto.

Desde el 2017, cuando se hizo una caracterización de las prácticas pedagógicas en la primera infancia de Cali, se trazó un plan de acción que definió 6 ejes para trabajar y fortalecer con las maestras:

  • Ambientes pedagógicos
  • Planeación pedagógica
  • Seguimiento al desarrollo
  • Interacciones
  • Prácticas de cuidado
  • Vinculación de las familias a la práctica pedagógica

El propósito, afirma Julia María Porras, tutora del proyecto, es “que cada práctica pedagógica tenga una intención clara y obedezca a una planeación, un horizonte de sentido. Desde los espacios físicos que ocupamos con las niñas y los niños, hasta cada una de las actividades que realizamos con ellos. Toda interacción que tengamos con nuestros pequeños influye en sus primeros aprendizajes, eso incluye también a sus familias y cuidadores”. 

Finalmente Leidy Yesenia Riascos, docente de la modalidad familiar en el Nido La Selva, en el sur de la ciudad, confirma que el acompañamiento de las tutoras ha enriquecido su práctica pedagógica y la ha dotado de herramientas nuevas para manejar el trabajo con las familias, cuidadores y padres de familia. Actividades novedosas en las que puedan interactuar los niños con los adultos y fortalecer sus vínculos de afecto, dándole siempre un propósito específico.

Las maestras tuvieron ya su III Encuentro grupal en la Universidad del Valle.

Fuente: Alcaldía de Cali

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.