Balance satisfactorio de las autoridades de la celebración del Día de la Madre

La celebración del Día de la Madre en Cali, en la que como un llamado a la vida las autoridades decretaron la ley seca, dejó un balance satisfactorio tras conocerse una reducción en cifras de violencia que históricamente habían permanecido al alza durante esta fecha.

Foto Alcaldía de Cali

La violencia intrafamiliar tuvo una disminución drástica del 82%, pasando de 49 casos en 2017 a 9 en 2018, lo que demuestra que la violencia no afectó a la mujer ni a la familia como en otras ocasiones anteriores de esta celebración.

Además, no se registraron feminicidios, suicidios ni muertes violentas de menores de edad en la ciudad durante el fin de semana.  

De otro lado, las lesiones personales presentaron una notable reducción del 77% comparado con el año anterior. Se pasó de 57 casos en 2017 a 13 el fin de semana pasado, todos relacionados con la intolerancia social, siendo la cifra más baja en los últimos años.

En el día domingo, las lesiones personales también se redujeron en un 79%, pasando de 28 casos a 6 este año. Por su parte las riñas bajaron el 22.7% en las zonas más críticas de este delito en la ciudad.

Estas reducciones coinciden con el balance registrado en la red hospitalaria de la ciudad, donde no se registraron muertes por lesiones personales y la ocupación de los centros hospitalarios estuvo en niveles bajos entre el 30% y el 40%, algo notable teniendo en cuenta que era una jornada tradicionalmente crítica.

En cuanto al balance de movilidad, solamente se registró una muerte en accidente de tránsito. No obstante, se destaca el acatamiento a la norma por parte de los caleños, teniendo en cuenta que unicamente una prueba de alcoholemia dio positivo.

En lo que respecta a homicidios, los fines de semana de Día de la Madre que coincidieron con festivo (desde el viernes al lunes) arrojaron en promedio 24 muertes violentas en Cali. En el de este año se reportaron 16 casos de muertes violentas, es decir una reducción del 33% según lo reportado años atrás.

Además, es importante resaltar que los tres años de gobierno de Maurice Armitage han sido los de menos homicidios durante el fin de semana del Día de la Madre en los últimos 25 años en Cali.

“Queremos agradecer a la comunidad por ser la protagonista. Cada muerte violenta es lamentable. Sin embargo, queremos decirles que dentro del complejo número de las estadísticas es un número altamente satisfactorio. En cabeza de Maurice Armitage, queremos significar y resaltar que no hubo feminicidios, no hubo suicidios, hubo un homicidio en tránsito y no hubo homicidios en menores. Este resultado nos hace trabajar con la comunidad, los gremios de la noche, los organismos de seguridad, inteligencia y socorro. Una sola muerte hace que tengamos que repensar el programa para seguir teniendo una Cali menos vulnerable y más resiliente”, aseguró el alcalde ( e ) Rodrigo Zamorano Sanclemente. 

 “Como comandante de la Policía Metropolitana de Cali, soy el primero en reconocer y ponerle el pecho a los enormes desafíos en materia de seguridad por los que atraviesa la capital del Valle del Cauca. Pero por esa misma razón, creo en las medidas audaces, valientes y serias que rompen paradigmas. La adopción de la Ley Seca fue acertada para garantizar la tranquilidad, el orden y la convivencia ciudadana”, manifestó el brigadier general Hugo Casas Velásquez.

El 80% de las muertes violetas se produjo entre las 7 de la mañana y 5 de la tarde y fuera de establecimientos públicos o vías públicas, presuntamente por venganzas asociadas a ajustes de cuentas, hecho que refleja un resultado positivo entre los efectos de la medida y sus resultados.

El balance operativo que deja el fin de semana también deja resultados positivos en materia de prevención. Se aplicaron 438 comparendos por Código Nacional de Policía, 21 por riñas y 182 por consumo de licor en espacio. 289 personas que pretendían ocasionar lesiones y atentar contra otras personas, fueron aisladas y conducidas al Centro de Protección de Personas.

De igual forma, se llevó a cabo el cierre de 16 establecimientos que no cumplieron la Ley Seca. Durante el concierto en el Pascual Guerrero se incautaron 200 botellas de licor y se realizó la captura de 2 individuos por riña en los alrededores del estadio. Se incautaron 5 armas de fuego y 92 armas blancas gracias al despliegue de 8 grupos especiales de patrullajes en puntos críticos y a los 22 puestos de control permanentes.

Las autoridades aseguraron que esperan que las reducciones en los indicadores de seguridad y convivencia motiven a la ciudadanía a acompañar a las autoridades en la consolidación de las estrategias de seguridad.

“Estoy convencido que las medidas adoptadas durante este fin de semana servirán para impulsar un cambio cultural y de pensamiento que nos lleve a reafirmar para siempre en Cali, que el día de la madre es el día de la vida”, concluyó el comandante de la Policía Metropolitana de Cali.

Fuente: Alcaldía de Cali

 

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.