Cali hará parte del circuito de ciudades Urban95

Con el interés de convertir a Cali en una ciudad más amigable y saludable con las niñas y niños de primera infancia, la Alcaldía de Cali, de manera intersectorial, viene adelantando gestiones para incluir a la capital del Valle en el circuito de ciudades Urban95.

Foto Alcaldía de Cali

Esta es una iniciativa de la Fundación Bernard Van Leer que financia proyectos para crear entornos que influyan positivamente en las mujeres embarazadas y la población más pequeña. 

En la actualidad más de la mitad de la población mundial vive en los grandes centros urbanos y la tendencia es a que ese porcentaje aumente cada vez más. Hoy y de acuerdo con los estudios un niño de 3 años debe tener una estatura promedio de 95 centímetros y la estrategia surge de la reflexión de urbanistas, arquitectos e innovadores que se dieron a la tarea de imaginar los espacios públicos desde la visión de los niños.

Por esa razón el psicólogo Leonardo Yánez, oficial de programas para América Latina de la Fundación Bernard Van Leer, se reunió con el Comité Intersectorial de Primera Infancia para escuchar los avances y la visión de esta administración con relación a la interacción de niñas y niños, menores de 5 años, con los espacios de ciudad y cómo influyen en su desarrollo y aprendizajes.

“Ninguna acción que se oriente hacia los niños es suficiente si no se involucra  a las familias o cuidadores y en esta medida es necesario desarrollar  y promover estrategias para realizar acompañamientos a las familias, así como prestar atención al ambiente en donde crecen los niños. La violencia tiene un gran impacto en el cerebro de las niñas y los niños, se evidencia la existencia de un estrés negativo o toxico que afecta la salud mental y otro positivo que motiva la búsqueda de soluciones y alternativas innovadoras”, afirma Leonardo Yáñez.

La estrategia ha determinado como puntos de acción:

  • Creación o adecuación de espacios públicos verdes para jugar, encontrarse y descansar.
  • Movilidad: crear caminos seguros y estimulantes para caminar, alinear la ubicación de los servicios con el transporte público.
  • Habilidades parentales: mejorar la gestión y la regulación del cuidado de los niños para mejorar la calidad y la asequibilidad.
  • Sistematización de datos: Las decisiones políticas deben basarse en datos, pues esto permite la realización de programas y consecución de recursos de una manera más efectiva.
  • Compromiso cívico: permitir que las familias de los niños participen en la planificación urbana y las decisiones de diseño. Es necesario tener en cuenta que para la afectividad de un programa, la población beneficiaria debe de ser protagonista.

Alina Gómez, Coordinadora en Colombia de la Fundación Bernard Van Leer, afirma que “la experiencia adelantada en Bogotá ha tenido en cuenta 12 pasos para ganar un espacio público:

  • Protección del tráfico
  • Protección del crimen
  • Protección de experiencias sensoriales desagradables
  • Un lugar para caminar
  • Un lugar para detenerse y descansar
  • Un lugar para sentarse
  • Cosas para ver
  • Oportunidades de conversación
  • Oportunidades de juego
  • Escala humana
  • Oportunidades para disfrutar el buen clima
  • Cualidad estética

Finalmente, enfatiza en que es indispensable tener en cuenta que en el espacio público todos convergen y esto determina también las acciones a implementar.

A la fecha hacen parte de esta estrategia las ciudades de Sao Paulo, Recife, Lima y Bogotá, y se cuenta con proyectos semilla en Tel Aviv, Estambul, Lima y Ámsterdam entre otras. Cali se encuentra adelantando la formulación de la Política Publica del Espacio Público, que se está construyendo de manera concertada con las comunidades con el propósito de atender a sus necesidades y expectativas, incluyendo las de la primera infancia.

Fuente: Alcaldía de Cali

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.