Lucrecia y su familia estrenaron vivienda en Altos de Santa Elena

Las noches interminables con pocas horas de sueño por causa de mosquitos y zancudos para Lucrecia Tamayo Acevedo, una chocoana de 67 años quedaron atrás. Dejó su rancho en la laguna de El Pondaje, sector Nueva Ilusión, y se fue a vivir a su nuevo apartamento en Altos de Santa Elena.

Foto Alcaldía de Cali

“Llegué desplaza por la violencia en el Chocó hace 11 años. Me vine para acá porque aquí tengo una hija, pero las condiciones de vida son difíciles por todo lo que usted ve: mosquitos, malos olores”, comentó Lucrecia.

En el marco del Plan Jarillón de Cali, la Administración de Maurice Armitage a través de la Secretaría de Vivienda, entregó nuevos apartamentos a 24 familias que habitaban la laguna El Pondaje, sector Nueva Ilusión, zona de riesgo no mitigable, entre ellas la de doña Lucrecia.

El esposo de esta chocoana, don Evaristo Acevedo, contó las precarias condiciones en las que vivían. “Estábamos muy mal en este rancho, sin energía, el agua llegaba dos días o tres días, mucho barro, gracias a Dios nos dieron casa nueva”.

Esta morena alegre y de buen ánimo no ocultó la emotividad por su nueva casa, y lo mejor, propia. “Empezamos a organizar las cosas desde la noche anterior, no podía dormir de la emoción, cerraba los ojos y nada, estaba muy ansiosa”. Esta emoción se trasladó en llanto cuando llegó a su apartamento, el 302 de la torre 45 de Altos de Santa Elena.

Las lagunas (Charco Azul y El Pondaje) no están en el jarillón del río Cauca pero hacen parte del sistema de protección ante posibles inundaciones de la ciudad, pues son reguladoras del sistema de aguas lluvias de la ciudad, por ello es vital reasentar las familias que están ahí y en consecuencia aumentar la capacidad de almacenamiento de agua lluvias.

Fuente: Comunicaciones Plan Jarillón

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.