Más de 85.000 desaparecidos en Colombia

A este registro histórico se suma el de los 200.000 cadáveres sin identificar, especialmente de víctimas del conflicto armado, que reposan en los cementerios del país.

foto Unimedios

Dichas cifras fueron entregadas por el doctor Carlos Eduardo Valdés Moreno, director del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, durante la Cátedra de la Paz y el diplomado “Historia, construcción de paz y posacuerdo en Colombia”, que realiza la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Manizales.

“Este registro empieza en 1938, es decir que cubre el actual conflicto armado y la parte final de la disputa entre liberales y conservadores”, explicó el invitado.

El directivo, quien además es especialista en Antropología Forense de la U.N., advirtió que aunque estas cifras son oficiales pueden existir muchos más registros porque algunas personas no denuncian a las entidades oficiales sino que lo hacen ante el Comité Internacional de la Cruz Rojo o las organizaciones civiles defensoras de los derechos humanos.

Aclaró que las cifras de cadáveres en condición de “no identificado” no tienen por qué concordar con todos los desaparecidos, ya que muchos de los cuerpos que llegan a los cementerios son difíciles de identificar y provienen de actuaciones de la delincuencia común y el narcotráfico.

Agrega que en el país se tiene un registro de “desaparición forzada” con cerca de 25 mil personas.

Víctimas del Palacio de Justicia

El funcionario manifiesta que gracias a técnicas modernas de genética humana actualmente el Instituto está analizando cientos de fragmentos óseos de víctimas de la toma del Palacio de Justicia para identificarlas y entregarle al país resultados más precisos.

“En este hecho se dieron temperaturas que superaron los 1.500 oC. Además los cuerpos fueron recopilados con chorros de agua de manguera y barridos con escoba. Todo esto hace suponer que los cuerpos se fragmentaron. Por eso se estudiarán detalladamente estos restos óseos”, precisa el invitado. 

Insistió en que la situación de violencia que ha vivido el país ha ratificado que Colombia se destaca en Iberoamérica por el desarrollo de las ciencias forenses, con técnicas especiales que ayudan a aclarar crímenes y asesinatos que han ocurrido a lo largo de su historia.

Reclamo internacional

La profesora Mariela Márquez Quintero, coordinadora de la Cátedra de la Paz, precisó que es fundamental que el país conozca el tema de los desaparecidos, porque sus familias y la comunidad internacional los están reclamando.

“Si estamos en un proceso de posacuerdo es necesario saber qué ha pasado con las personas de las que no se conoce su paradero. Es un paso fundamental que permite no solo aclarar sino también trazar caminos de paz y reconciliación”, concluye la docente.

Es de recordar que durante este semestre la U.N. en Manizales le apuesta a la formación de tres temas fundamentales: los desaparecidos, las minas antipersona y el Acuerdo de Paz, con el objetivo de que la comunidad académica y la ciudadanía se mantengan bien informadas.

Durante la jornada, tres víctimas del conflicto armado en el país contaron su testimonio como un acto de reconciliación y perdón.

Fuente Unimedios Por: Fin/JDMP/MLA/LOF

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.