Cynthia Montaño, talento urbano con sentido social

La artista urbana enseña su música a las comunidades más vulnerables de Cali, para incentivar a los adolescentes y jóvenes a construir sus proyectos de vida alejados de la violencia. Fue Gestora de Paz, movimiento acompañado por World Vision Colombia.

Foto cortesía de Más Media

“Quiero sanar”, es la canción con la que Cynthia Montaño, cantautora de 31 años, ha logrado incidir positivamente en la vida de varios niños, niñas, adolescentes y jóvenes caleños, que por varias circunstancias, han tenido que crecer en medio de problemáticas sociales que afectan su integridad.

Con esta creación musical, según ella, motiva a rescatar algunos valores y principios tales como la unión, la protección, la confianza y el liderazgo, que poco a poco se han ido perdiendo en las comunas 13, 14 y 15 del Distrito de Agua Blanca, en Cali. Cynthia cree en el poder del arte y la música, como herramientas transformadoras de realidades complejas y de percepciones, alrededor de la violencia, que afectan las zonas más vulnerables de la capital vallecaucana. Su propósito es llevar sus letras a la adolescencia y la juventud, para que sea esta población, la promotora de una nueva sociedad.

Esta joven cantautora es apasionada por los temas sociales y el trabajo comunitario. A sus 11 años se integró al Movimiento Nacional de niños, niñas, adolescentes y jóvenes Gestores de Paz, acompañado por World Vision Colombia. Desde entonces se ha esforzado por hacer un conjunto entre su música y su vocación de ayuda y servicio, buscando que a través del arte cambie el contexto en el que ella se formó, y el que siguen creciendo varias generaciones.

Según un informe del Observatorio de Seguridad de la Alcaldía de Santiago de Cali, en el 2017 se registraron 589 homicidios en las comunas y corregimientos de la ciudad, incluyendo el sector en el que vivió Cynthia toda su infancia. Debido a estas alarmantes cifras, World Vision Colombia invitó a la joven talentosa para que sensibilizará a los niños de las comunidades ubicadas al oriente de la ciudad, para que encuentren en la música, la danza y el teatro, un nuevo sentido que oriente sus vidas.

El testimonio de Cynthia los motivó a seguir construyendo positivamente sus proyectos de vida sin importar las difíciles circunstancias que diariamente afrontan. “Los niños y niñas no son el futuro, ellos son el presente de nuestra sociedad y si queremos que esto cambie debemos empezar trabajando en ellos”, aseguró la artista urbana.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.