Invernadero móvil se adapta a espacios reducidos

El diseño de secciones y camas móviles permite optimizar el espacio de cultivo y desensamblar la estructura completa para trasladarla de un lugar a otro.

Foto: Unimedios

Este invernadero fue propuesto por estudiantes de Ingeniería Agrícola de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), quienes buscaban opciones para acercar la agricultura a los centros urbanos y ofrecer mayores posibilidades de seguridad alimentaria. Por ser móvil, el prototipo se puede instalar en espacios reducidos y ser usado por grandes y pequeños agricultores.

“La población está aumentando, por lo que se necesitarán más alimentos, y el papel de la agricultura será cada vez más importante; por eso el campo no se debe ver como algo lejano”, comenta el estudiante Héctor David Puentes, y agrega que un invernadero fácil de transportar les permite a las personas acondicionar sus cultivos y sembrar en diferentes lugares.

La estructura consta de paneles de cobertura intercambiable (plástico y malla) según el tipo de cultivo, los cuales van adheridos a una base ubicada cada 3 m por un sistema de agarre, y a una altura de 1,80 m.

En las zonas cálidas se puede usar cobertura de malla, mientras en las templadas la cobertura de plástico ayudaría a mantener en buen estado las plantas en el interior.

Foto: Unimedios

“Se utilizarían pilares de aluminio; para facilitar el transporte preferimos materiales resistentes y a la vez ligeros; para la cobertura se emplearían conectores de ensamblaje de plástico y cajoneras de madera como camas para las plántulas”, detalla el estudiante Puentes. Aunque inicialmente el invernadero tiene una medida de 3 m, si las personas necesitan hacerlo más grande pueden acoplar otra base y cobertura.

Mejor manejo de nutrientes

Esta alternativa también sería útil para los pequeños y grandes agricultores del campo, ya que pueden usar el invernadero adaptable para hacer crecer sus plántulas (cuando la semilla empieza a germinar). Allí tendrían un mejor manejo de nutrientes y un crecimiento óptimo, para luego llevarlas a sus cultivos.

Además se podría adaptar un segundo nivel para implementar sistemas de riego o de nutrientes, o también acoplar cajoneras de madera para tener plántulas en ambos niveles.

Este proyecto fue pensado para las condiciones de la Sábana de Bogotá, que tiene una temperatura promedio de 13,5 oC, pero que puede oscilar entre los -5 y los 26 oC como punto máximo.

Como la zona presenta temporadas secas y lluviosas, es importante que los invernaderos tengan elementos como las mallas, para que protejan el cultivo en épocas de heladas o lluvias continuas.

“Este invernadero podría ser útil para cultivos de hortalizas y frutas, como el tomate, que se deja manejar muy bien a detalle para verificar su tamaño y calidad, o para cultivos de flores, que son comunes en la Sabana y que requieren una correcta nutrición de la planta”, concluyó el estudiante Puentes.

En el trabajo también participaron los estudiantes Santiago Trujillo, Joseph Escobar y Kevin Rodríguez.

Cortesía: Unimedios/Por: Fin/VC/MLA/LOF

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.