En nuestros corazones éramos gigantes, una historia judía de resiliencia

Con una invitación para volver sobre el valor de la familia, sobre la resiliencia, la memoria  y la esperanza, los escritores y periodistas israelíes Eilat Negev y Yehuda Koren estuvieron en Cali para compartir más de dos años de investigación y entrevistas que dieron como resultado una obra que ya ha sido traducida a más de trece idiomas: ‘En nuestros corazones éramos gigantes’.

Foto Alcaldía de Cali

Los autores fueron invitados especiales al conversatorio sobre su libro, que organizó la Embajada de Israel en Colombia y la Alcaldía de Cali, a través de la Secretaría de Paz y Cultura Ciudadana y la Oficina de Cooperación y Relación, en el marco del Día internacional de conmemoración en memoria a las víctimas del Holocausto –que promulgó Naciones Unidas cada 27 de enero–, que contó con la presencia de la comunidad judía en Cali.

El libro, que cuenta la historia de la familia Ovitz, artistas y sobrevivientes de los campos de concentración de Auschwitz, es un pase para viajar a lo largo de un episodio de la humanidad que sembró discriminación y el exterminio de más de seis millones de personas de origen judío. Pero no se queda allí; explora el ser humano, el espíritu alegre; la nobleza y fuerza interior de siete personas de baja estatura, que se refugiaron en el arte y la unidad de la familia para superar el dolor.

El conversatorio, moderado por el subsecretario de Derechos Humanos y construcción de paz de Cali, Felipe Botero, fue un espacio en el que autores y público intercambiaron ideas sobre el valor de contar la historia para no repetirla y sobre el aporte de testimonios como el de Perla, la última de los Ovitz, a quien los autores lograron conocer y entrevistar para su obra.

“Nosotros estamos contando una historia que sucedió hace 70 años pero que tiene mucho sentido para el mundo y le habla mucho a la gente sobre la importancia que tiene ser un ser humano y sentir que toda la gente tiene el mismo valor que tú, y que inclusive cuando crees que te pasó algo puedes seguir viviendo así haya un trauma; de que hay formas de mirar adelante y tener una vida plena después de un trauma”, expresó Eilat Negev.

La periodista también dijo: “Hay lugares muy oscuros donde la gente puede estar, pero todos ustedes pueden ser embajadores no solo de esta historia sino de la vida post holocausto. No podemos juzgar a otras personas y pensar que valen menos  porque es diferente, es respetar la dignidad que tienen los demás y este libro muestra eso”.

Por su parte, Yehuda Koren, esposo de Eilat, destacó la naturaleza única de esa historia, al ser una familia que se dedicó a hacer felices a los demás, pese a los sacrificios y vejámenes. “Y continuaron haciendo sus presentaciones incluso cinco años después. ¡Es increíble haber jugado un papel de artista estando en Auschwitz!”, expresa Koren.

Eilat concluye diciendo: “Esta familia era de gente muy pequeña, y tuvieron una vida muy difícil, inclusive antes de la guerra, pero ya que quedaron juntos y que fueron resilientes pudieron sobrevivir. Lo peor les pasó después al convertirse conejillo de indias de un doctor loco alemán, pero aun así mantuvieron su espíritu contento y pudieron sobrevivir un día y otro día. Por suerte de ellos, todo terminó, emigraron a Israel y comenzaron una nueva vida donde siempre trataron de ver el lado positivo de la vida y no olvidarse de las atrocidades, sino ser resilientes y salir adelante”.

Este espacio de diálogo también contó con la presencia del embajador de Israel en Colombia, Marco Sermoneta; la secretaria de Paz y Cultura Ciudadana, Rocío Gutiérrez; la jefe de la oficina de Cooperación y Relaciones de Alcaldía, Natalia Oviedo; comunidad judía en Cali, organizaciones, académicos, periodistas y público en general.

Fuente: Alcaldía de Cali

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.